operario elaborando un lingote de oro

El oro alcanzó máximos históricos en algunas divisas el lunes y se acercó a máximos históricos en dólares, después de que las turbulencias del sector bancario dispararan los precios de este activo refugio un 10% en cuestión de días.

Las acciones y los bonos bancarios siguieron desplomándose ante la preocupación de que puedan surgir más problemas después de que varios bancos estadounidenses y el Credit Suisse suizo se hundieron o tuvieron que ser rescatados.

El oro se disparó hasta los 2.009,59 dólares desde los 1.815 dólares del 9 de marzo y estuvo a punto de alcanzar su máximo de 2.072,50 dólares, alcanzado en 2020.

En otras divisas, los récords ya habían caído. El oro superó por primera vez los 3.000 dólares australianos y las 165.000 rupias indias y cotizó en torno a los 1.880 euros, a sólo 20 euros de su récord en esa moneda.

Ver también:  Newmont: Mayor producción de oro en Yanacocha con iniciativas tecnológicas basada en ciencia de datos (Exclusivo)

“Se trata de una cobertura de riesgos”, dijo Rhona O’Connell, analista de StoneX. “Se supone que un banco suizo es el principio y el fin de la seguridad. Si ocurre algo más en el sector bancario, es de esperar que el oro suba más”.

El lingote había retrocedido hasta los 1.980 dólares la onza a las 1230 GMT, y los indicadores técnicos sugerían que la subida podría haber sido demasiado rápida.

Todas las miradas están puestas ahora en la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles.

La subida de las tasas de interés estadounidenses había presionado al oro al aumentar la rentabilidad de activos competidores como los bonos, pero los inversores creen ahora que la Fed debe ralentizar o detener su endurecimiento monetario para aliviar la presión sobre los bancos, a pesar de que la inflación sigue siendo alta.

Ver también:  El oro sube gracias a la firme demanda de grandes bancos centrales asiáticos

“Es TODO sobre la Fed”, escribió en una nota de análisis Nicky Shiels, estratega de MKS PAMP, prediciendo que las tasas se mantendrían sin cambios el miércoles.

La quiebra de Silicon Valley Bank este mes fue “un cambio de juego” para el oro, dijo. “La Fed tendrá que elegir entre una mayor inflación o una recesión o inestabilidad financiera y cualquiera de los dos resultados es alcista para el oro, lo que pone en juego los máximos históricos”.

Algunos inversores podrían vender oro para tomar beneficios a corto plazo, pero la tendencia alcista del metal dorado debería continuar, según Ole Hansen, analista de Saxo Bank.

Ver también:  Gold Fields produce su primer oro en Salares Norte

“En tres ocasiones anteriores durante los últimos 20 años las tasas máximas han desencadenado un periodo prolongado de fortaleza del oro. Dada la situación actual, no se puede descartar que se repita”, señaló.

Fuente: Reuters