refinería de petróleo en Estados Unidos

(Foto: Reuters)

El petróleo bajaba el miércoles, extendiendo la caída de la sesión anterior, debido a que el aumento de los inventarios de crudo en Estados Unidos y la preocupación por una posible recesión mundial contrarrestaban el optimismo sobre la recuperación de la demanda en China.

* El precio del crudo ha subido este año por el fin de los controles por el COVID en China y las esperanzas de que el ciclo de subidas de tasas de interés en Estados Unidos concluya pronto.

* El crudo Brent bajaba 1 centavo a 86,12 dólares el barril a las 1023 GMT, tras caer un 2,3% en la sesión anterior. El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cedía 16 centavos, o un 0,2%, a 79,97 dólares, tras perder un 1,8% el martes.

Ver también:  El cobre opera estable a la espera de los datos estadounidenses

* Los precios eran afectados por la noticia de que las reservas de crudo estadounidenses aumentaron en 3,4 millones de barriles en la semana que finalizó el 20 de enero, según fuentes del mercado que citaron las cifras del Instituto Americano del Petróleo.

* Los datos oficiales de inventarios de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos se publicarán a las 1530 GMT.

* También pesaba sobre el petróleo la preocupación por la desaceleración económica. La actividad empresarial estadounidense se contrajo en enero por séptimo mes consecutivo, según las cifras publicadas el martes.

* En cuanto a la oferta, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, mantendrán un volumen estable.

Ver también:  American Lithium estima en casi  US$ 600 millones el flujo de caja anual del proyecto minero Tonopah

* Es probable que un panel de la OPEP+ respalde la política actual del grupo en una reunión que se celebrará el 1 de febrero, según indicaron el martes cinco fuentes de la OPEP+.

En octubre, la OPEP+ decidió recortar la producción en 2 millones de barriles diarios desde noviembre hasta 2023, debido a unas perspectivas económicas más débiles.

Fuente: Reuters