Según el Minem, detrás de los proyectos eólicos hay involucradas directamente en su desarrollo 17 empresas y 26 para los solares fotovoltaicos

ProActivo | El gran potencial de recursos energéticos renovables no convencionales que tiene Perú es de calidad mundial y aún no aprovechado.

El país cuenta en distintas zonas del territorio, fuentes de energías: solar, eólica, geotermia, biomasa, mini hidroeléctricas de hasta 20 megavatios; y la mareomotriz; todos de calidad mundial no explotados y distribuidos en las distintas zonas del territorio nacional. En tal sentido, OBS Business School publicó el informe “El sector energético: Retos en un futuro inestable”, dirigido por el ingeniero y profesor Víctor Ruiz Ezpeleta.

Informe incorpora a hidrógeno verde

Según dicho informe, las energías solar y eólica siguieron concentrando la mayor parte de las inversiones y proyectos, y se espera que siga siendo así en el futuro. También se prevé que el hidrógeno verde gane protagonismo, aunque al provenir su creación de energías renovables, estas deberán ser mayores. Según Ezpeleta, “actualmente, América Latina y el Caribe generan un 63 % de su electricidad a partir de fuentes limpias. Este porcentaje es superior a la media que se produce en el mundo, que es del 39 , pero hay un déficit importante en las energías producidas por la eólica y solar que está en el 11 %”.

Ver también:  Minem designa a Hernán Cuba como nuevo asesor de alta dirección

Proyectos en Perú

De acuerdo con el Informe “Energías Renovables: Experiencia y Perspectivas en la Ruta de Perú hacia la Transición Energética”, elaborado por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin), Perú tiene una potencia técnica aprovechable de energía eólica de 20,4500 MW; de energía solar de 25,000 MW; de energía hidráulica (entre grandes y mini hidroeléctricas de hasta 20 MW, considerada Recursos Energéticos Renovables (RER) bajo la normativa peruana), de 70,000 MW; de energía geotérmica de 3,000 MW; y de energía con biomasa de entre 450 y 900 MW.

 Sin embargo, a pesar del gran potencial de recursos renovables existentes en el Perú, su participación en la matriz energética aún es muy baja en comparación con otras tecnologías. Entre la eólica y la solar representan un 5 % de la matriz energética.

Actualmente en el Perú existen 61 proyectos de centrales de energías renovables no convencionales eólicas y solares fotovoltaicas, cuyo estudio de preoperatividad fue aprobado por el Gobierno peruano. De ser construidos, todos juntos prometen inyectar al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) más de 23,000 megavatios (MW), lo que representa más de cuatro veces más la electricidad que produce el país (en enero pasado, se generó 5.214 MW, de los cuales 148 fueron energía eólica y 73 MW, solar).

Ver también:  MINEM trabaja articuladamente con otros sectores para reactivar proyectos Michiquillay, La Granja y Magistral

Según el Ministerio de Energía y Minas (Minem), detrás de los proyectos eólicos hay involucradas directamente en su desarrollo 17 empresas y 26 para los solares fotovoltaicos. Mientras en la región de Ica lidera las iniciativas eólicas el Comité de Operación Económica del Sistema (COES) con 10 proyectos; en Arequipa, las solares fotovoltaicas, lideran con 16. Igualmente, estos proyectos se desplegarían en Lambayeque, Piura, Moquegua, Tacna, Puno, Áncash y Cajamarca.

En inversión, solo los proyectos eólicos y solares que obtuvieron la concesión definitiva —4 y 10, de cada uno— demandarían US$ 795,3 millones y US$ 1.364,3 millones, respectivamente.

Importancia de la adopción de las energías renovables

  • Sostenibilidad ambiental: La adopción a largo plazo de energías renovables es esencial para reducir la dependencia de combustibles fósiles, disminuyendo así las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigando el cambio climático.
  • Independencia energética: Al invertir en fuentes de energía renovable, Perú avanza hacia la independencia energética, reduciendo la vulnerabilidad a fluctuaciones en los precios del petróleo y gas.
  • Generación de empleo y desarrollo económico: La transición hacia las energías renovables no solo beneficia al medio ambiente, sino que también impulsa la creación de empleo y contribuye al desarrollo económico local y nacional.
  • Atracción de inversiones sostenibles: La adopción de energías renovables posiciona a Perú como un destino atractivo para inversiones sostenibles y resalta su compromiso con la responsabilidad ambiental.
Ver también:  Lambayeque tiene potencial para generar hasta 7,100 megavatios de energía eólica y satisfacer la demanda eléctrica nacional

Países que lideran en transición energética

 Según el Índice de Transición Energética (ETI) del 2023, los diez países principales que han exhibido un desempeño sólido y una preparación considerable para enfrentar la transición hacia sistemas energéticos más sostenibles son: Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Suiza, Islandia, Francia, Austria, Países Bajos y Estonia. Estas naciones se distinguen por su compromiso con la mejora de la eficiencia energética, la promoción de las fuentes de energía renovable y la implementación de políticas efectivas destinadas a avanzar hacia una economía baja en carbono. Latinoamérica hace parte del top 25 con: Brasil (65.9 %), Uruguay (63.6 %) y Costa Rica (63.5 %).