Cecilia Ekholm, Embajadora de Suecia en Perú.

Excma. Cecilia Ekholm, Embajadora de Suecia en Perú.

ProActivo | La lucha contra el cambio climático, un megatrend que mueve al mundo, requiere del sector minero. “Para la transición global hacia una sociedad de energías limpias se necesitan muchísimos metales y minerales, por lo que la industria minera tiene también el desafío de una producción con energía limpia”, sostuvo Cecilia Ekholm, embajadora de Suecia en Perú.

“Si bien el sector privado minero puede contribuir con la producción de los metales con energía limpia, no lo puede hacer solo, sino que se requiere del concurso de todos los actores involucrados, como el gobierno y la academia, entre otros”, agregó al intervenir  en la  Sesión 2 “Innovaciones mineras en la coyuntura de pandemia”, en el contexto de Premios ProActivo 2020.

La diplomática sostuvo que ahora existe una creciente megatrend (megatendencia) hacia una sociedad sin carbono, que representa una gran oportunidad para hacer grandes  inversiones en infraestructura, sistemas de salud y otros  proyectos, “para construir un futuro más limpio, más sano y más seguro”.

Suecia aspira a cero carbono para el 2045

Señaló que en Suecia el gobierno aspira a ser un país libre de carbono en el 2045, pero no lo puede hacer solo dictando leyes, estableciendo reglas y otorgando incentivos.

“Por eso en Suecia todos los sectores de la economía, incluso la minería, hicieron su propia hoja de ruta hacia una sociedad sin carbono, y el resultado inicial ha sido que en agosto de este año inauguramos la planta de hidrocarbono Hybrid, producto de una colaboración entre el sector privado, la academia y el gobierno”, explicó.

En Suecia la minería manejo mejor la crisis sanitaria que otros sectores

En otro momento, afirmó que el coronavirus ha afectado fuertemente la economía y el  propio modo de vida en el planeta, y aunque haya una luz en el túnel con la vacuna que está por llegar, “sabemos que recuperar la economía va a tardar mucho tiempo, así como   la vida normal”.

Lee también:  Minera Kuya Silver: veta Santa Elena, de Bethania, es excepcional por sus altas leyes de oro

“En Suecia la minería ha manejado mejor la crisis sanitaria que los otros sectores de la economía que registraron una caída de órdenes de compra con 35%, mientras las minas un alza de pedidos de 3% y su producción se ha quedado en niveles normales, y ha mantenido a todos sus trabajadores, sin despido alguno”, indicó.

Explicó que ello fue posible por “el alto nivel de automatización, buenas prácticas para proteger a las personas trabajando en las minas y cooperación con las autoridades sanitarias locales. Así, como el alto nivel de tecnología en las innovaciones en las que han invertido las empresas mineras y los proveedores mineros, los cuales si bien han sido afectados con los desafíos del transporte, logística e impedimentos de viajes para expertos y , “se manejaron bastante bien en comparación con otros sectores”.

Minería sueca en la cuarta revolución industrial

Destacó que en Suecia ya está en proceso el salto a la cuarta revolución industrial, a la era robótica, de la Inteligencia Artificial (IA), de los drones, del Internet de las Cosas y el blockchain.

“El 2019 se instaló la primera red 5G en la mina subterránea sueca Kankberg, de la  empresa  Boliden, la primera de su género en el mundo minero, y la que fue instalada por la empresa de telecomunicación Ericsson en un proceso que duró 4 años”, detalló.

Lee también:  Cobre llega a US$ 8,984 la tonelada, temor por inflación en China

Precisó que una red local 5G no solamente mejora la eficiencia de la producción, sino también la seguridad laboral, da la posibilidad de geo-localizar cada persona en la mina, registrar accidentes, y que se pueda conectar a un sistema de sensores inalámbricos que mide movimientos sísmicos en la mina.

“Entonces, esa  tecnología  contribuye no solo a la eficiencia de la producción, sino también a la seguridad laboral, y es una muestra de la innovación creciente que están adoptando las empresas suecas”, remarcó.

Empresas suecas en Perú van por ese camino

Anotó que las empresas suecas instaladas en el Perú no son ajenas a esos avances tecnológicos, y que se encuentran en constante búsqueda de nuevas soluciones industriales que permitan a sus clientes generar ahorros en sus operaciones a través de la eficiencia energética y la optimización de sus equipos, pero sin dejar de lado el cuidado del medio ambiente y la salud de las personas.

“Incluso algunas de las empresas suecas que operan en el Perú, gracias a su innovación en tecnología, están ofreciendo productos y servicios que ayudan en la actual coyuntura del 19”, apuntó.

Citó que un grupo de empresas suecas se han enfocado (antes de la pandemia) en desarrollar la conectividad y mantenimiento en la industria 4.0, buscando mayor seguridad y optimización de las operaciones, y que a raíz de la pandemia ayudan a reducir la exposición del personal y las fuentes de contagio.

Puso como ejemplo a la compañía SKF, que instala sensores permanentes para la toma de datos de vibraciones y temperatura en sus rodamientos, con sistemas que pueden predecir fallas en los equipos y evitar las paradas imprevistas de las maquinarias.

Lee también:  Valor de las exportaciones minerometálicas crece 8.8% en enero

“Cuenta también con el Smart Thinking, una solución inteligente para el monitoreo remoto de los compresores del aire, que permite ahorro en consumo de energía e incremento de la actividad en los equipos”, refirió.

También mencionó a la empresa  Laval, que cuenta con el servicio de mantenimiento guiado a distancia en tiempo real, lo cual permite de manera adecuada asegurar una óptima operación, sin poner en riesgo la salud de los trabajadores. “Impulsa tecnologías como la telemetría, automatización y digitalización en las operaciones mineras. Tiene sistemas que permiten trabajar las maquinas a distancia con un panel de control que monitorea a través de sensores y cámaras locales, con lo cual el operador permanece alejado de las zonas de peligro”, pormenorizó.

Destacó también a la empresa Securitas, que cuenta con un portafolio de soluciones digitales que le permite desde su central apoyar las labores de seguridad, reduciendo el desplazamiento de personal.

“Es  muy impresionante lo que están haciendo acá en el Perú todas esas  empresas suecas. Es muy valioso ver toda la innovación y las ideas que están procesando en este tiempo de pandemia”, señaló.

Es vital seguir aprendiendo e inventando

Cecilia Ekholm afirmó que actualmente el desarrollo de la es de suma importancia y que es compatible con la competitividad, “pueden coexistir y en realidad reforzarse el uno al otro, porque sin la no sobrevivimos ni como planeta ni como empresa ni como individuo”.

“Es vital seguir aprendiendo e inventando. Lo que nos ha mostrado la pandemia es la  importancia de contar con una organización con sistemas ágiles y una cultura de cambio y desarrollo. Sin esta flexibilidad, es difícil manejarse adecuadamente en un entorno que cambia casi día a día”, acotó.