transformar la niebla en agua

  • Experto afirma que 196 operaciones mineras en el Perú se ubican en zonas de neblina y tienen una gran oportunidad poco explorada.

De acuerdo con Jorge Ricaldi, director de tecnología en la empresa canadiense Permalution, el Perú tiene una riqueza poco explorada sobre la relación de la neblina con sus distintos ecosistemas y profundizar en ello le ofrecería al país una oportunidad de aprovechar mejor este recurso, especialmente enfocado hacia el sector minero. Así lo indicó en el segundo Encuentro Minero “Canadá 2024”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) y el apoyo de la Embajada de Canadá.

“Permalution propone transformar la niebla en agua para la minería. De 376 operaciones mineras formales y grandes en el país, 196 se ubican en zonas con corrientes de neblina estacionales o anuales”, afirmó.

Ver también:  Minera Antapaccay entrega dos proyectos de agua potable para cuatro comunidades en Espinar

Si bien dijo que todavía no existen operaciones mineras que hayan tenido una fuente parcial de suministro de niebla para operaciones, comentó que sí hay ejemplos en otras industrias. Explicó que, en Chile, ha llegado a implementarse una planta cervecera que usaba 80% de insumo de agua de niebla para la producción industrial de cerveza.

Realidad del Perú

El expositor resaltó que varios de los pisos ecológicos y ecosistemas del país son fuertemente influenciados por corrientes de neblina, debido a la topografía, la orientación hacia la corriente fría de Humboldt, las montañas que superan los 3000-4000 msnm, entre otros factores.

“En general, en Perú, tenemos datos bastante sólidos que demuestran que se puede llevar a cabo esta iniciativa, pueden ser sostenidas operaciones de demandas de 6 mil , 10 mil, 15 mil, 50 mil cubos de agua dentro de una esfera donde inicialmente se puede empezar a reemplazar estas fuentes de suministro convencionales como fuentes de agua”, enfatizó.

Ver también:  Moquegua: Plantean el tratamiento de aguas residuales como opción en beneficio del sector agrícola

Ricaldi consideró que esta tecnología permitiría superar ciertos problemas socioambientales que afronta el sector minero entorno al uso del recurso hídrico, dada su ubicación, en ocasiones, próxima a las cuencas.

Además, señaló que los costos son accesibles y, en cuanto a los aspectos técnicos, ya han habido lecciones importantes en el pasado para que actualmente puedan garantizar un proyecto que funcione de manera continua por 20 – 25 años.

“Cuando se trata de un dispositivo que puede llegar a producir hasta 400 litros por día en un ratio de escala de tiempo de retorno entre 20-25 años, se podría estar hablando de US$ 0.44 (centavos de dólar) de costo por metro cúbico de agua. Esto es un estimado que podría incorporar otros rangos de acuerdo a los entornos de trabajo, la producción real de niebla en determinado sitio, desafíos de construcción, accesibilidad a las zonas, entre otros”, precisó.