José Augusto Palma

José Augusto Palma, presidente del Comité Organizador del 14° Simposium Internacional del Oro, Plata y Cobre, en entrevista exclusiva con ProActivo, refiere sobre las circunstancias óptimas para que el Perú pueda aprovechar la necesidad que tiene el mundo de metales hacia la construcción creciente de ciudades inteligentes para combatir el cambio climático. Asimismo aborda temas sobre el aporte millonario de la minería, pese a la pandemia, para los fondos presupuestarios del país.

¿Cuál es la perspectiva del Simposium en este escenario apasionante en el ámbito global?

Estamos muy ilusionados con el Simposium del oro, plata y cobre. Venimos trabajando hace casi dos años en el tema, debido a la aparición del Covid 19. Hay gran expectativa para volver a reunirnos y hablar de las grandes tendencias mundiales, y cómo van a afectar a la minería en el Perú.

¿Cuál es la situación en perspectiva respecto al oro?, ¿Las exploraciones bajaron?

Ocupamos el puesto número 8 a nivel mundial. A nivel latinoamericano, seguimos siendo el número 1 aunque la producción de oro ha ido bajando.

Ciertamente, como sabemos, la producción de Yanacocha, que es uno de los principales productores de oro, ha ido bajando en el tiempo y es natural. Y no ha podido volver a subir por razones que ya todos conocemos, relacionados a Conga y otros proyectos. Lo cierto es que tenemos que invertir más en exploración para identificar los nuevos grandes yacimientos que existen en el Perú y ahí, es fundamental la famosa permisología. Tenemos que ver cómo racionalizar los permisos para hacerlos más efectivos sin dejar de proteger el medio ambiente, y sin dejar de consultar a las comunidades. Siendo competitivos y con reglas claras para todos.

El otro tema, tiene que ver con encontrar maneras de ir resolviendo la conflictividad social que tanto ha impactado negativamente al país en general. Ahí el rol del Estado es esencial, también de las empresas que tienen que trabajar conjuntamente con las comunidades para que comprendan el verdadero beneficio de la minera responsable formal, a futuro.

La minería ilegal pasó a escalas de producción de mediana minería o más ¿Qué ocurre en el país y particularmente en las zonas amazónicas?

Bueno, la minería ilegal, como todos sabemos, es un lastre para nuestra sociedad. Es una actividad ilícita que no solamente tienen un tremendo impacto en el medio ambiente sino también para la salud, por la forma cómo se produce. Ahí tenemos un problema de salud latente, que nos va a afectar a las siguientes generaciones.

Toda la gente que ha sido expuesta al mercurio y a otras sustancias tóxicas que ahora no lo vemos tendrá secuelas en su salud.

Además, sabemos que una actividad ilícita atrae a otras similares como la trata de mujeres, trabajo infantil, y esclavitud moderna, en que la gente está siendo obligada a trabajar, sin poder escapar de esa situación.

Ahí el Estado tiene que tomar, una decisión firme de combatir la minería ilegal y a la par generar las oportunidades de desarrollo para que la gente dedicada a esta actividad, transiciones hacia actividades normales. Es un enorme reto y algo que, como sociedad, debemos estar vigilantes y ayudar al Gobierno a que lo combata. Este tema lo trataremos en uno de los bloques, viendo la trazabilidad.

Hoy en día, en el mercado internacional, hay inversionistas de distinta índole, que les interesa saber de dónde viene el oro, la plata, o el cobre. Buscan que en toda la cadena de valor de ese mineral, se cumpla con instancias ambientales y sociales; con los famosos, por sus siglas en inglés, el ESG (ambiental, social y buena gobernanza). De esa manera se va cerrando las puertas a la minería ilegal.

En términos económicos y financieros ¿Se sabe a cuánto asciende la venta de oro por esa producción?

No tengo la cifra exacta, pero es un volumen estratosférico. Es decir, hoy en día, tristemente, las “exportaciones” por la minería ilegal inclusive superan al narcotráfico.

Es así de grande el negocio ilícito de la minería ilegal.

Uno de los problemas con la minería ilegal, es que no hay una visión integral del tema, cuando debe verse desde varios frentes. No solo es un tema de actividad ilícita, hay un tema de desarrollo económico y social. De protección al medio ambiente, ¿Cómo se va a remediar esa zona que ha sido afectada? Necesitamos técnicos para que nos ayuden a ver cómo ir recuperando esas áreas.

En el tema financiero ¿Se contará con Evy Hambro de Blackrock?

Estamos muy entusiasmados su participación, él es jefe a nivel global en inversiones temáticas, en particular, en minería. Tiene una enorme experiencia y es una de las personas que más conoce del mercado y nos va a compartir su visión y como el mercado de inversionistas a la minería en general.

Si uno lo escucha o lo sigue a Hambro, sabe que encalla más el tema de ESG, importantísimo, el tema de la sostenibilidad y dentro de sostenibilidad, el tema de cambio climático, un rol que se perfila como uno de los grandes retos, pero también de las grandes oportunidades en el sector minero y así lo ven los inversionistas.

La moderadora será Claudia Cooper, ex ministra de economía y actual vicepresidenta de Antamina. Será un diálogo muy enriquecedor.

En la producción de plata ¿Cómo está Hochschild y el país?

Estamos bien. Como Hochschild, somos un productor de oro y de plata. Hoy en día, diría, que estamos 50 – 50; y sí, definitivamente el mercado nos reconoce como plateros y así hemos sido a lo largo de nuestra historia.

En cuanto al consumo de la plata, sigue siendo un mineral importantísimo, por sus usos industriales y pensamos que también tiene un rol clave al igual que el cobre, en esta transición hacia una economía verde.

Ignacio Bustamante, estará en la mesa, argentífera en la que participan varios CEOs. Estará Bradford Cooke, de Endeavour Silver; y Michael DiRienzo de Silver Institute.

¿Qué perspectiva tenemos para mantener esta producción argentífera?

Hoy día somos el segundo productor a nivel mundial de plata, que es un metal asociado al oro, y a otros metales como puede ser el zinc, el plomo.

Tenemos proyectos en cartera que deberían salir. Por ejemplo, el proyecto Corani de Bear Creek en Puno, que está bien avanzado. Ya tiene su factibilidad y está buscando el financiamiento para tratar de salir adelante. Es fundamental que trabajemos con el Estado y la sociedad en general para que el sector siga creciendo.

Hemos tenido varios megaproyectos, entre los más importantes, Quellaveco, que entra en producción este año, pero la cartera necesita continuar. Es como una pirámide, que tiene abajo algunos proyectos en exploración, donde ya se han identificado yacimientos. Tienen que seguir avanzando para hacer su prefactibilidad, factibilidad, para luego conseguir los permisos, pasara a construcción y finalmente, entrar a producción.

Entonces, si bien tenemos una base importante de proyectos, muchos no están avanzando con la rapidez que deberían para mantener la inversión en el sector, al mismo nivel de los últimos años.

Es decir, cuando Quellaveco termine su inversión, podría verse una gran reducción en los años futuros, en el sector en general, si es que no logramos destrabar permisos, y no logramos reducir la conflictividad que involucra a muchos proyectos.

En cuanto al hoy, producto bandera del Perú ¿Cómo están los proyectos del cobre?

De la cartera de proyectos mineros que tenemos, que hoy en día en el Perú, asciende a unos US$ 60 mil millones. El 69% corresponden a proyectos de cobre. Es decir, tenemos un enorme potencial en el Perú, que tenemos que poner en valor.

Quellaveco, será una mina de clase mundial en el Perú, y está a punto de entrar a producción este año y de ahí tenemos que enfocarnos en lo que sigue.

Panoro ya tiene financiamiento para continuar con sus estudios en sus proyectos de cobre en Apurímac.# Tenemos en Las Bambas, la expansión que piensan hacer. En Chinalco también. Entonces, tenemos proyectos en marcha que a través de ampliaciones, pueden incrementar la producción de cobre en el Perú, pero tenemos que avanzar con esa cartera, ese 70% de inversión que está identificado y que ponerlo en producción en los próximos años.

¿Cómo abordarán el tema de sostenibilidad?

Es un tema transversal que se verá a lo largo de las conferencias. Además, el tercer día, es el día de innovación y tecnología y al final está la mesa cuprífera. Veremos cómo el mundo está preparándose para transformar las ciudades que son, hoy en día, las principales generadoras de gases de carbono que afectan en el cambio climático.

Para combatir el cambio climático se volverán ciudades inteligentes (con alta demanda de metales). Ello impulsará la demanda del cobre y otros metales.

También vamos a explorar cómo la innovación y la tecnología, va a impactar a la fuerza laboral y cómo nos tenemos que preparar como país para poder seguir siendo competitivos en minería, viéndolo desde el punto de vista de los trabajadores mineros. Es decir, otra ventaja competitiva del Perú es la enorme riqueza humana y conocimiento que tenemos como país en minería.

La mesa cuprífera la va a presidir Juan Luis Kruger. También tenemos ya confirmado al CEO de Asarco, al señor Leonardo Contreras; a Kathleen Quirk, CEO de Freeport-McMoRan a nivel mundial; y el señor Víctor Gobitz, representado, tal vez a la principal empresa cuprífera en el Perú, en operaciones, que es Antamina. Una empresa modelo como todos la conocemos. Esperamos también la presencia del señor Octavio Araneda de Codelco que traerá la visión minera de Chile, primer productor de cobre.

¿Qué oportunidades tiene el Perú en estos momentos para aprovechar su riqueza minera en favor de las necesidades del país?

El mundo demandará mucho cobre y otros metales, definitivamente, es una oportunidad, como país, no podemos desaprovechar, para empezar, el sector minero, en general, ha aportado en la última década, 40 mil millones de soles al fisco y tenemos que buscar una manera de lograr que todos los recursos que ha recibido y que va a recibir el futuro del Estado Peruano, se utilicen de manera efectiva para cerrar las grandes brechas que todavía tenemos en el país.

Las grandes brechas sociales, en infraestructura, educación, salud, agua y alcantarillado, entre otros. etc. Todos son absolutamente esenciales.

Como país, hay una gran deuda hacia toda la población que todavía no tiene acceso a esta infraestructura básica necesaria.

Entre el 2020 y 2021 el aporte de la minería al fisco alcanzó la cifra histórica de 14, 400 millones de soles. Este monto es casi tres veces más de lo aportado anualmente por la minería en los últimos 10 años. Es una cifra que no hay que perderle de perspectiva y, como están los precios de los metales, eso se debería repetir este año. Entonces, no es un tema de recursos, es un tema de cómo usamos esos recursos mejores para cerrar las grandes brechas. Ahí, el Estado tiene que ser creativo y efectivo; y tiene que combatir la corrupción.

Revista-ProActivo

Esta nota es parte de la edición N° 210 de la Revista ProActivo.
Para ver la edición impresa haga clic aquí.