(Epiroc) Alfredo Bertrand

A cinco años de haberse separado de Atlas Copco, la compañía sueca Epiroc ha logrado duplicar su facturación global enfocándose en equipos de perforación y tecnologías para la minería. En Perú, la empresa busca replicar este crecimiento en los próximos tres años, impulsada por la creciente demanda de soluciones de automatización, operación remota y otras innovaciones de la minería 4.0. La inversión en equipamiento minero en Perú ha crecido un 19.3% en el primer bimestre de 2024, lo que presenta una oportunidad ideal para Epiroc de aumentar su participación en el mercado local.

Alfredo Bertrand, gerente general de Epiroc región Andina, destacó que la empresa ya está colaborando con mineras peruanas en proyectos de transformación tecnológica con miras a los próximos cinco a diez años. Según Bertrand, el mayor potencial de contratos se encuentra en las operaciones subterráneas, un segmento en el que Perú tiene una tradición significativa.

Perú es un país tradicionalmente con mucha minería subterránea y nuestro crecimiento estará muy orientado a captar más negocios ahí. En operaciones de cielo abierto es más fácil visualizar la transformación, ya vienen con un portafolio de ideas, pero en subterráneas tenemos que trabajar más“, comentó Bertrand en una entrevista concedida a Gestión.

Ver también:  ADEX: inversiones chinas se sienten atraídas al Perú por ser un país estable

Nuevas instalaciones y expansión regional

Para capitalizar estas oportunidades y cumplir con la meta de duplicar sus ingresos en tres años, Epiroc ha anunciado varios proyectos en Perú. Uno de los más destacados es la instalación de una nueva torre de control en la sede de La Victoria para el monitoreo y rastreo de operaciones remotas. Además, la compañía planea trasladar su sede actual en Arequipa a una ubicación más cercana a sus clientes en la misma región, con el objetivo de descentralizar sus actividades.

En esa región, contamos con talleres, oficinas y sala de ventas, pero queremos una operación muy parecida a la que tenemos en Lima. Seguramente también tendremos una sala de control, incorporando recursos humanos de la zona“, explicó Bertrand, resaltando el crecimiento de la oferta de especialistas en actividades mineras en el sur del país.

Epiroc también planea invertir en una sede similar en el centro de Perú para acercarse a las minas subterráneas. Aunque el presupuesto para estas iniciativas aún no está definido, se estima que para alcanzar el objetivo de ventas será necesario duplicar las inversiones anuales en el país.

Ver también:  Ministro Pérez Reyes presenta proyectos priorizados expuestos en China

Innovación en equipos y tecnología

En cuanto a la incorporación de nuevas tecnologías, Epiroc ha anunciado la producción en serie de equipos a baterías. Bertrand mencionó que ya se han realizado conversaciones con clientes en Perú sobre proyectos de electrificación, alineados con los compromisos de reducción de emisiones para 2030.

Ya hemos ido conversando con clientes sobre proyectos de electrificación, esas empresas tienen compromisos de reducción de emisiones al 2030. La expectativa es disponer de versiones eléctricas para todas las líneas del portafolio el 2025“, detalló Bertrand.

Epiroc espera que la llegada de los primeros equipos a baterías para empresas mineras en Perú se concrete en 2024, reforzando su apuesta por la electrificación y sostenibilidad en el sector minero.

Proyecciones de crecimiento

El año 2023 fue positivo para Epiroc en Perú, con un crecimiento en ventas impulsado por la recuperación de inversiones en maquinaria de perforación y tecnologías para la minería tras la pandemia de COVID-19. Para 2024, la compañía proyecta un crecimiento adicional de entre 20% y 25%.

Ver también:  Reinicio del Proyecto Tía María impulsa las expectativas en el sector minero

En este año, serán claves la transformación de procesos en empresas mineras, la incorporación de nuevos productos, el reemplazo de equipos por nueva tecnología para dar más seguridad, reducir costos y avanzar en la digitalización“, subrayó Bertrand.

Epiroc espera que el inicio de nuevos megaproyectos de cobre y otros minerales para la transición energética también contribuya a las inversiones en el sector a mediano y largo plazo.

Enfoque corporativo y diversidad

La sede central de Epiroc región Andina está en Perú, desde donde apoya y exporta servicios a las oficinas en Ecuador y Bolivia. La empresa también avanza en la incorporación de personal de nuevas zonas y del género femenino, con la expectativa de tener una CEO mujer en Perú.

Estamos comprometidos con la diversidad y la inclusión en nuestro equipo. La incorporación de más mujeres en posiciones de liderazgo es una prioridad para nosotros“, afirmó Bertrand.