Zafranal - Veda del camarón

  • En valle de Majes trabajan conjuntamente para cuidar el recurso

Por sexto año consecutivo, representantes de la Policía Nacional del Perú, de la Municipalidad Provincial de Castilla, la Subprefectura Provincial, municipalidades distritales del valle de Majes, pescadores artesanales y el proyecto Zafranal, trabajan conjuntamente para hacer cumplir la veda del camarón que se reproduce en el río Majes, ubicado en la provincia de Castilla, en la región Arequipa.

La veda del camarón es decretada cada año por el Ministerio de la Producción. En este 2024, comenzó en enero pasado y se prolongará hasta el 31 de marzo próximo. Desde el 2018 en el valle de Majes se promueven acciones para garantizar la reproducción del crustáceo que es considerado fundamental, para la economía de 450 familias de manera directa y de 3 000 de forma indirecta.

Ver también:  MINEM inaugura obra de electrificación que beneficia a 2,500 familias de Arequipa

Para este año, Zafranal proporcionó una camioneta 4×4 en calidad de préstamo a la Municipalidad Provincial de Castilla, e implementos de seguridad (chalecos salvavidas, sombreros, chalecos y polos distintivos, linternas, ice pack (paquete de frío), cooler, entre otros), para los operativos inopinados de control que ejecutan desde el sector Palo Parado (en el distrito de Uraca) hasta Andamayo (distrito de Aplao).

Durante la campaña de cumplimiento de la veda de 2023, decomisaron dos toneladas de camarón y destruyeron 3000 isangas (trampas artesanales) que emplean para retirar el recurso, según indicó Javier Velasco, subprefecto provincial de Castilla. Y en este periodo de 2024, eliminaron 1200 isangas y retornaron al río, 1500 kilos del crustáceo.

Ver también:  Minera Zafranal a la espera de sus inversionistas

El involucramiento de Zafranal forma parte de su Política Ambiental y su modelo de inversión social, con el objetivo de contribuir a la protección y conservación del camarón del río Majes, y fortalecer las capacidades de quienes dependen de su extracción. Así también consolidar el esquema tripartito de intervención: Estado, sociedad civil y empresa privada.