vehículos eléctricos

Estados Unidos acordó impulsar la cooperación con Japón en materia de cadenas de suministro de minerales críticos y ampliar el acceso a exenciones fiscales, en un intento del Presidente Joe Biden de contrarrestar el dominio de China en el sector de las baterías para vehículos eléctricos.

Tras el pacto, los vehículos eléctricos que utilicen materiales recogidos o procesados en Japón podrán acogerse a los incentivos de la Ley de Reducción de la Inflación de EE.UU., según declaró el martes en Tokio el ministro japonés de Comercio, Yasutoshi Nishimura.

“Este anuncio es una prueba del compromiso del Presidente Biden con la creación de cadenas de suministro resistentes y seguras”, declaró en un comunicado la Representante de Comercio de EE.UU., Katherine Tai. “Japón es uno de nuestros socios comerciales más valiosos”.

El acuerdo es similar a otro que Washington ha estado negociando con la Unión Europea y que ampliaría el acceso a parte de los hasta 369.000 millones de dólares en ayudas y créditos fiscales disponibles durante la próxima década en virtud del IRA, en ámbitos como la energía eólica, la solar y los vehículos eléctricos.

Ver también:  La electrificación vehicular requiere un incremento del 55% en minas de cobre para 2050

Los proveedores japoneses del sector de los vehículos eléctricos avanzaron en la sesión del martes. Sumitomo Metal Mining Co., productor de materiales para cátodos de baterías, subió hasta un 2,1%, mientras que el fabricante de separadores Asahi Kasei Corp. también ganó.

EE.UU. sigue dependiendo en gran medida de China y la demanda de minerales críticos será enorme en los próximos años, dijo el viernes la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, durante su testimonio en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. “Uno de los objetivos de la IRA es reforzar ampliamente las cadenas de suministro de estos minerales críticos y su procesamiento”, dijo.

Ver también:  China responde a posible imposición de aranceles a sus vehículos eléctricos

Está previsto que el Departamento del Tesoro establezca nuevos requisitos que obligarán a que los componentes de las baterías y los minerales críticos procedan de países con los que se han firmado acuerdos de libre comercio para poder obtener la totalidad de la desgravación fiscal de 7.500 dólares por vehículo. Aunque la UE y Japón no forman parte de ningún TLC con EE.UU., los nuevos pactos otorgarían a los aliados el mismo estatus para el comercio de minerales críticos.

“Asegurar los minerales críticos, necesarios para los vehículos eléctricos, es una cuestión importante que hay que abordar, ya que se espera que la demanda de estos coches aumente exponencialmente”, declaró Nishimura a la prensa. Tai y el embajador de Japón en EE.UU., Koji Tomita, tienen previsto firmar un acuerdo el martes, según dijo.

Ver también:  China: Gobierno promueve línea de financiamiento para ingreso de vehículos eléctricos al mercado peruano

Los legisladores estadounidenses han cuestionado recientemente tanto a Tai como a Yellen la legitimidad de este tipo de acuerdos sin la aprobación del Congreso. Mientras tanto, varios sindicatos, que son una base de apoyo clave para Biden, se han opuesto a los acuerdos por temor a que pongan en peligro puestos de trabajo en Estados Unidos.

Se ha consultado a los legisladores sobre el acuerdo, pero se ha negociado en virtud de la autoridad del USTR para alcanzar acuerdos en sectores específicos sin la aprobación del Congreso, dijeron altos funcionarios de la administración en una llamada de fondo con periodistas.

Fuente: Bloomberg