UNI software inteligencia artificial pronóstico de lluvias

En respuesta a la amenaza del Fenómeno El Niño en Perú, estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) han diseñado un software innovador que utiliza inteligencia artificial para predecir lluvias, especialmente relevantes en el contexto del próximo evento climático previsto para el 2024.

Presentación en la UNICTEC

Durante la UNICTEC celebrada el 16 y 17 de noviembre, estos estudiantes presentaron un prototipo que se diferencia de las tecnologías existentes en el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi). A diferencia de las alertas generales, su sistema se enfoca en predecir áreas específicas donde se espera lluvia, proporcionando alertas exclusivas para Perú.

Ver también:  Southern Copper estima la construcción de Tía María a más tardar el 2025

Datos del satélite geoestacionario y modelos de IA

El software utiliza datos del satélite geoestacionario Geostationary Operational Environmental Satellite (GOES) para recopilar información sobre nubes, temperatura superficial y otros elementos cruciales actualizados cada 15 minutos. La inteligencia artificial se implementa a través de dos modelos: uno de series temporales para pronosticar la dinámica de la lluvia, y otro para correlacionar datos y determinar las áreas afectadas.

El enfoque del equipo implica pronosticar la dinámica de la lluvia en una ventana de dos días con el primer modelo de inteligencia artificial y, luego, utilizar el segundo modelo para correlacionar datos y prever con precisión las zonas afectadas. Esto permitirá un pronóstico de lluvias con una ventana de anticipación de dos a tres días.

Ver también:  CRU | Simon Morris: ¿Tendrán los gobiernos el compromiso, el capital político y la capacidad financiera para cumplir sus promesas ambientales? (Exclusivo)

Colaboración potencial con Senamhi

Sergio Sosa, estudiante de ingeniería física, sugiere que una alianza con el Senamhi sería beneficiosa, ya que el proyecto podría ayudar al Senamhi a extraer y procesar datos del GOES y comprender cómo entrenar modelos de inteligencia artificial. El equipo enfrenta desafíos en el desarrollo, como la necesidad de más espacio en la base de datos para almacenar las numerosas imágenes obtenidas del GOES. A pesar de los desafíos, este proyecto demuestra el potencial de la inteligencia artificial para mejorar la predicción y mitigación de fenómenos climáticos.