Gabriel Alfonso Roldán Pérez

Dr. Gabriel Alfonso Roldán Pérez

ProActivo | La creciente del es motivo de constantes investigaciones en el mundo. Investigaciones realizadas revelan que la , , y otros elementos que se acumulan constituyen afectan la calidad del de manera constante.

La (acumulación de residuos orgánicos, como las algas, en el litoral marino, lagos, lagunas  y  embalse entre otras fuentes de ) representa un grave problema de  que atenta contra la vida de las personas y de la fauna ahí existente, sostuvo el científico , de la Academia Colombia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Católica de Oriente, de Colombia.

“La es un fenómeno  a nivel mundial, causado entre otros factores, por los que se utilizan en la erradicación de plagas en los cultivos, y que diseminan  una cantidad de tóxicos que van a caer finalmente al agua marina”, agregó al intervenir en el evento “ y contaminación de aguas continentales y marinas: Investigación y respuestas desde la ciencia”, organizado por .

Efectos de la

Roldán hizo hincapié en la contaminación de lagos y lagunas por la actividad de la con sus canastas flotantes, como ocurre con el embalse de Tania, lago de Colombia, en y donde esas canastas ocasionan una mortandad pasiva de peces, cuyos  nutrientes y heces generan la desoxigenación del agua y por consiguiente tienen un efecto letal.

Lee también:  Osinergmin supervisa con ayuda de drones presas de relaves mineros

“Un embalse no es para hacer , sino para dar agua potable y generar energía, y al igual que la deforestación causa la eutrofización al provocar más sedimentos”, alertó.

Contaminación marina costera es casi inmanejable

Afirmó que la contaminación de los mares es otro gran problema y que es originado por  la contaminación en las ciudades.

“Los océanos están perdiendo a pasos agigantados en los últimos 50 años la falta de oxígeno, que se ha multiplicado por cuatro en general, pero en las  zonas costeras por 10, y todo lo cual agrava el calentamiento del mar por el cambio climático y la eutrofización que consume mucho oxígeno”, estimó.

Dijo que el impacto en el oxígeno tiene directa relación con el residuo orgánico de los peces, de las heces, y que por esta razón el contenido de nutrientes debe ser controlado con mayor rigurosidad.

“Todos los cultivos de salmones y otros que se están haciendo en el mar, traen  sedimentación, nutrientes (nitrógeno y fósforo), patógenos de aguas residuales, sustancias tóxicas, y a los que se agrega la pesca excesiva, la recolección de corales  como elementos turísticos, la basura y los ”, explicó.

Detalló que la contaminación marina, sobre todo alrededor de las costas, se está volviendo un problema casi inmanejable, y el cual debe ser resuelto por entes especializados  con personal idóneo, y aplicar las leyes y normas que no se cumplen a causa de la corrupción  y por una regulación mal administrada.

Lee también:  Más de 300 organizaciones forman parte de la plataforma Huella de Carbono Perú del Minam

Al 2050 un colapso ambiental advertido

Señaló que diversos estudios y el llamado Club de Roma advertían sobre diversas alteraciones globales marinas que atentarían contra la humanidad, advertencias que fueron calificadas como absurdas en 1972.

“El crecimiento industrial y poblacional, la creciente contaminación y el agotamiento de los recursos comenzaron a agravarse en el 2000 y en estos tiempos podría generar un colapso de todo el medio ambiente”, subrayó.

Consideró que hay una sobrepoblación y demanda de alimentos y contaminación muy grande, y que como predijo el Club de Roma se está empezando a agravar más, y se considera que en el 2050 podría iniciarse un colapso con enfermedades, catástrofes naturales y la  mayor eutrofización de las aguas.

En tal sentido, aseguró que el arrastre de sedimentos, la contaminación doméstica, la industrial, las nocivas prácticas agrícolas y la deforestación, constituyen las amenazas más grandes que abonan la eutrofización de los ecosistemas acuáticos.

“La piscicultura es una de las actividades que más impactan en los ecosistemas acuáticos y marinos; las plantas acuáticas constituyen un grave problema en los embalses tropicales, así como la falta de tratamiento de aguas residuales, la actividad minera, la  utilización masiva de pesticidas, el mal manejo de la basura y  la falta de gobernabilidad y  de educación ambiental”, puntualizó.

Lee también:  Refinería Repsol - La Pampilla obtiene el reconocimiento “Huella de Carbono Perú”

Plantas acuáticas son un peligro latente

Donald Anderson, de la  Institución Oceanográfica de Woods Hole, EE.UUmanifestó que de las miles de especies existentes en el océano, algunas producen toxinas peligrosas, como las plantas de diferentes especies, algunas de las cuales son comestibles, pero que  otras  son venenosas.

“En el océano algunas de ellas (las tóxicas) cuando crecen se duplican en dos o cuatro veces, y se convierten en grandes masas que llegan a cambiar la apariencia del agua, y  esta puede verse azul, verde o roja”, precisó.

Añadió que los impactos pueden matar miles y millones de vidas silvestres o peces, y que es muy peligroso para el consumo humano, como el caso de  las conchas en Perú, de aguas frescas,

“La concentración de algas en agua fresca causa problemas en todo el mundo, al punto que en China ocasionó el cierre temporal del lago Taihu, que provee de agua potable a medio millón de personas”, recordó.

Anotó que en términos de tendencia hacia el futuro, alrededor del mundo se tiene la   aparición de nuevos síndromes, que no se sabía que existían, así como reportes de florecimiento de algas en el 2010 con incrementos en el 2012, 2014, 2016, 2018 y  hasta octubre del 2020.