Foto: ProActivo

ProActivo

En una amplia entrevista con ProActivo, el rector de la Universidad Nacional San Agustín (UNSA), Rohel Sánchez, dio detalles sobre los proyectos que están impulsando su gestión; como por ejemplo el uso de los recursos del canon para impulsar iniciativas de investigación tecnológica para el desarrollo del país.

¿Qué proyectos desarrolla la UNSA a partir de su gestión?

En primer lugar, el saludo institucional (a ProActivo), siempre serán bienvenidos en la medida de que la UNSA por su historia y evolución en Arequipa, tiene la obligación y la responsabilidad de contribuir e identificar los problemas y ser parte de la solución.

Nosotros fuimos electos en diciembre del 2015 con la nueva ley universitaria publicada en julio del 2014, y desarrollamos nuestra gestión bajo ese marco; lo que ha generado un despertar en el quehacer de la universidad pública, que anteriormente  estaba totalmente sumisa al interés ajeno y no a su verdadero quehacer.

En esa medida encontramos algunos recursos que no se estaban utilizando, como son los del canon minero.

Vimos, por antecedentes, que era muy complejo utilizarlo. Por lo que formamos una alianza estratégica con el Concytec, y aunque el Ministerio de Economía advirtió que no era posible  transferir estos fondos a otra entidad, se decidió que Concytec sólo vea la parte técnica, los procesos de convocatorias y evaluación de diferentes esquemas financieros, lo cual nos ha permitido destrabar el uso de los recursos del canon minero.

¿Qué procesos han desarrollado con Concytec?

En el 2016 hemos desarrollado con el Concytec 14 esquemas financieros concursables, que nos han permitido comprometer 58 millones de nuevos soles del canon  en diversos proyectos, entre ellos, 95 de investigación básica y aplicada en humanidades, ingenierías, tecnologías y biomédicas con un financiamiento promedio de 25 millones.

Pero no se puede hablar de la investigación básica y aplicada si es que no contamos con los laboratorios, por lo se hizo una convocatoria para implementar y equipar 14  laboratorios este año, con tecnología de punta.

Otros 8 millones se han destinado a más esquemas financieros, como la realización de 25 eventos en Arequipa, entre estos el Primer Congreso Internacional en Geociencia, en donde participaron  profesionales de Perú, Chile, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Colombia y México; con un total de más de 126 investigadores del más alto nivel, y esas experiencias nos permiten generar un nicho de  ideas y afianzar conocimientos para propiciar programas de investigación.

Ver también:  MINEM: Departamentos recibieron más de S/2,846 millones por actividad minera hasta abril de 2024

También nos ha permitido que  docentes del Perú puedan participar en 21 países en eventos académicos de investigación a nivel mundial, y de los que han salido más de 139 investigadores de la UNSA.

También financiamos más de 230 tesis de pregrado, tesis de maestría, doctorado, impresión de libros y textos.

Es decir, la alianza estratégica con el Concytec nos dio mucho más que permitirnos destrabar el uso de los recursos del canon minero, que por más de 12 años no se podían utilizar. Ahora ese modelo también están gestionando otras universidades públicas.

Y en junio próximo seremos sede de un evento internacional que es la Décima Cumbre Mundial de Ciudad del Conocimiento, la anterior fue en Austria y ahora será en Arequipa, gracias a estos esquemas financieros que pondrán en vitrina a la UNSA, a la región Arequipa y al Perú.

¿Cuál fue el monto acumulado por canon que tuvo la UNSA?

Al asumir mi gestión, había 208 millones, de los que ya están comprometidos y en ejecución 58 millones. Parte del cual lo destinaremos en infraestructura apropiada que nos permita utilizar de forma adecuada los laboratorios de investigación.

Ya se han contratado los servicios de investigadores internacionales que incorporan este tipo de laboratorios que nos permitirán trabajar en áreas de ingenierías, construcción y el diseño de torres en un edificio para instalar ahí los centros e institutos de investigación.

Adicionalmente trabajamos en la internacionalización de la UNSA, mediante convenios con instituciones y universidades referentes como la Tecnológica de Luleá, de Suecia, que nos asesorará en el diseño, construcción e implementación de un centro internacional de investigación en minería; desde la fase de exploración, hasta el cierre de la mina,  pasando por todo el proceso previo.

¿También harán investigación con respecto del agua?

Efectivamente. Tenemos previsto construir un Centro Internacional de Investigación del Agua en Sumbay, lo que nos convertirá en referente en relación al problema del agua que aquí tenemos.

Ver también:  Zafranal: Productores lluteños reciben asistencia técnica para mejorar productividad de ganado vacuno y ovino

Asumimos el compromiso de insertar seriamente a la UNSA en una alianza estratégica con el Estado y la empresa.

La empresa en general no tiene una política clara sobre el apoyo a la investigación.

Desde la UNSA haremos una campaña para que la empresa tome conciencia de que si queremos contribuir al desarrollo del país, estamos obligados a generar tecnología e innovación, a partir de la investigación, por lo que la empresa tiene que invertir en este campo.

¿La alianza que desarrollan, ubica a a la UNSA en un liderazgo en cuanto al uso del canon para el desarrollo de investigaciones a nivel nacional?

En relación a cómo se ha destrabado, la fórmula que usamos para utilizar recursos del canon se ha dado. En el 2017 vamos a tener doce nuevas convocatorias dentro los cuales hay 3 esquemas financieros distintos a los del año pasado, uno tiene que ver con innovadores e inventores, tenemos mucha iniciativa y creatividad.

Contamos con 29 mil alumnos en pregrado, una comunidad de 40 mil, y egresados esparcidos en todo el mundo que  vamos a reclutar.

Además, tenemos que seguir con la convocatoria de una maestría de investigación con estándares internacionales, y un tercer esquema procesado tiene que ver con programas de impacto.

Para ello, mínimo se va a exigir que existan tres proyectos de investigación y máximo 6 proyectos, cada uno hasta por un monto de 400 mil soles, para lo que asignaremos recursos hasta 2 millones 400 mil. Ya estamos trabajando por ejemplo en el levantamiento de esa información en todo lo que es Caylloma – Chivay y en el Valle de Tambo para generar allí esas iniciativas de impacto.

¿Otras universidades lo han contactado para replicar el uso que  la UNSA está haciendo con los recursos del canon?

Ya tenemos avances con la Universidad del Pacífico, Cayetano Heredia, la UNI, La Molina y San Marcos. Aquí de lo que se trata no solo es pensar en la institución, sino de que el país necesita tomar conciencia de que la única forma de salir de la situación actual es invirtiendo más en educación de calidad.

Ver también:  Profesionales peruanos podrán estudiar cursos de posgrado en la India

A nosotros -como comunidad académica- nos debe preocupar el tema de formar profesionales en forma integral. Sí o sí estamos llamados a generar conocimiento, ciencia, tecnología e investigación.

¿Qué comentarios ha recibido?

En una reunión reciente en la Universidad del Pacífico, muchos investigadores se nos acercaron y en busca de algún mecanismo para generar contactos y ser tomados en cuenta en nuestra universidad.

Les decimos que los esquemas concursables que tenemos no exigen que todos sean académicos de la UNSA, si no que podemos incorporar a investigadores de otras universidades  nacionales e internacionales.

¿Cómo marcha el convenio  para la gestión del desarrollo?

Lo trabajamos con la Universidad  Politécnica de Madrid, que tiene una maestría internacional sobre gestión del desarrollo rural, y queremos articular esa experiencia en Arequipa. Y así capacitar a los profesionales de las empresas que trabajan en el ámbito rural para convertirlos en líderes capaces de mitigar los conflictos.

¿Cómo darle soporte proveniente de la investigación a la pequeña minería y  artesanal de la zona de Chala,  Ica y Ayacucho ?

Hay dos proyectos en ejecución, y tenemos un esquema acá en Río Seco, una planta piloto de investigación, a través de la cual podemos brindar servicio. En algunos casos, solo con la utilización del agua, purificar los relaves, y extraer el mercurio que contamina y sacar la parte del oro que no ha sido procesada.

Otro  proyecto que bien podría ser utilizado para la pequeña y micro minería, tiene que ver con extraer y procesar a partir del aire; hay toda una tecnología que venimos dando y de hecho ahí necesitamos la intervención de la gran minería para que pueda propiciar ese tipo de investigación. De esa manera,que esa tecnología no solo va a ser la solución para descontaminar, sino para prevenirla y sobretodo ir trabajando también en pro de la formalización de esas actividades  que hacen mucho daño al medio ambiente.

En Chala  tenemos previsto poner una planta modelo piloto, de procesado de minerales, que permita dar servicio a la pequeña minería y artesanal que genera mucha contaminación, y que no tiene la asistencia médica necesaria.  Como universidad y dentro de nuestro programa de responsabilidad social universitaria estamos trabajando en ello también.