Miguel Cardozo

MIGUEL CARDOZO, Vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú 

Siendo la exploración minera una actividad de riesgo (se invierten cuantiosas sumas de dinero sin que ello garantice ingresos), resulta indispensable mantener un esfuerzo de promoción e incentivos a esta importante tarea, pero ello no viene ocurriendo en el Perú, pues desde hace una década se vienen creando normas, políticas y procedimientos que demoran o impiden la exploración minera.

¡Necesitamos coherencia! Si no hay exploración no habrá nuevos descubrimientos; y sin ellos no habrá nuevos recursos minerales ni nuevas minas para el futuro. Un claro ejemplo de esta disyuntiva se da en el caso del oro, pues nuestra producción de este metal viene decreciendo sistemáticamente en los últimos 10 años debido al agotamiento de las minas de gran tamaño y a la falta de nuevos yacimientos que puedan reemplazar reservas ya extraídas.

Lee también:  Gobierno no tiene una política económica que permita desarrollo de la industria minera

Un aspecto que requiere de mayor análisis para recuperar la competitividad es la norma referida a la protección ambiental en exploraciones mineras (DS-042-EM emitido en diciembre 2017), que regula los permisos ambientales. El IIMP estudió esta norma y propuso modificaciones al Minem.

Nuestras propuestas no planteaban descuidar los controles ambientales, sino hacerlos más eficientes considerando los riesgos limitados de la exploración.

Esto justifica plenamente la eliminación del silencio administrativo negativo para la a probación de los permisos ambientales en esta etapa. Otra propuesta es la no aplicación de la consulta previa a los proyectos de exploración minera, pues esta es una actividad temporal y de impacto limitado en las tierras de las comunidades, aunado a que la población se encuentra plenamente informada por medio del proceso de participación ciudadana y los convenios que se ejecutan con ella.

Lee también:  Gobierno no tiene una política económica que permita desarrollo de la industria minera

Fuente: Gestión