exsa

(Foto: Exsa S.A.)

La empresa de explosivos Exsa, parte del grupo australiano Orica, ha anunciado una significativa inversión de más de US$10 millones para instalar una nueva línea de carga y pre-armado de detonadores en su planta ubicada en Lurín, Lima. Este proyecto tiene como objetivo fortalecer la producción de detonadores electrónicos (EBS), esenciales para los procesos de fabricación de accesorios de voladura.

Detalles del proyecto

El Informe Técnico Sustentatorio (ITS) presentado al Ministerio de la Producción (Produce) detalla la construcción de una infraestructura de 14 metros de ancho por 34 metros de largo. Esta nueva instalación albergará equipos como cargadores y prensas, hornos de secado, sistemas de extracción, sistemas de suministro de aire comprimido y sistemas de generación de vacío.

“Esta medida permitirá mantener la continuidad de la producción y fortalecer nuestra posición como proveedores de esta materia, tanto a nivel local como internacional en el sector”, indicó la empresa.

Participación ciudadana y sostenibilidad

Para avanzar en este proyecto, Exsa espera recibir comentarios y sugerencias de la población hasta el 10 de junio de 2024, en el marco del reglamento de Participación Ciudadana para proyectos industriales. Este proceso busca asegurar que la comunidad esté informada y pueda contribuir con sus opiniones sobre el desarrollo de la iniciativa.

Ver también:  La Libertad lidera la producción de oro nacional en abril de 2024

Exsa también presentó otro proyecto de inversión en su planta de emulsiones en Lurín, que abarca 249.88 hectáreas. Esta propuesta incluye la sustitución de una caldera de 150 BHP por otra de 200 BHP, con una inversión de US$250,000. La nueva caldera no tiene como objetivo incrementar la producción actual, sino alinearse al cambio de matriz energética de diésel a gas natural, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.

Capacidad de producción

El proyecto de instalación de la nueva línea de detonadores busca aumentar la capacidad de producción de Exsa y mejorar su eficiencia operativa. Esta línea de carga y pre-armado de detonadores no solo permitirá a la empresa mantener una producción continua, sino que también reforzará su capacidad de abastecimiento tanto a nivel local como internacional.

La infraestructura prevista incluye modernos sistemas y equipos que optimizarán el proceso de fabricación de detonadores electrónicos, una pieza clave en la industria de explosivos para minería e infraestructura. Con esta inversión, Exsa se posiciona como un líder en el sector, ofreciendo productos de alta calidad y tecnología avanzada.

Ver también:  Epiroc busca para duplicar su facturación en Perú

Sostenibilidad

La sustitución de la caldera en la planta de emulsiones es un paso importante hacia la sostenibilidad. Al cambiar la matriz energética de diésel a gas natural, Exsa reducirá significativamente sus emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a un entorno más limpio y sostenible. Esta iniciativa se enmarca en los esfuerzos de la empresa por alinearse con las mejores prácticas ambientales y reducir su huella de carbono.

La inversión en la nueva caldera de 200 BHP, que será puesta en marcha con el nuevo tendido de red de distribución de gas natural, tendrá una vida útil de 25 años, garantizando un impacto positivo a largo plazo en las operaciones de la planta.

Mercado de explosivos

El anuncio de esta nueva línea de detonadores y la modernización de la planta de emulsiones en Lurín llega en un momento crucial para el mercado de explosivos. La adquisición de Exsa por parte de Orica ha generado expectativas sobre cómo se transformará el mercado de explosivos en Perú y en la región.

Ver también:  Ejecutivo autoriza a Barrick Gold para explorar en la frontera sur del Perú

Exsa, con su enfoque en la innovación y sostenibilidad, está bien posicionada para liderar esta transformación. La implementación de nuevas tecnologías y la inversión en infraestructura avanzada son indicativos del compromiso de la empresa con el desarrollo sostenible y la eficiencia operativa.

Visión a largo plazo

La visión de Exsa va más allá de la simple expansión de su capacidad de producción. La empresa está comprometida con la creación de valor sostenible para sus clientes y la comunidad en general. La inversión en la planta de Lurín y la sustitución de la caldera son ejemplos de cómo Exsa está trabajando para mejorar sus procesos, reducir su impacto ambiental y fortalecer su posición en el mercado.

Estos proyectos también reflejan la estrategia de Orica de consolidar su presencia en América Latina y aprovechar las oportunidades de crecimiento en la región. La combinación de experiencia local y apoyo global de Orica permite a Exsa implementar soluciones innovadoras y sostenibles que beneficien a todos sus stakeholders.