Fabiola Sifuentes (Antamina)

La Compañía Minera Antamina presentó la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental (MEIA), que busca extender la vida útil de la mina hasta el 2036 con una inversión propuesta de cerca de 2000 millones de dólares, pero, ¿De qué trata este documento y por qué es tan importante?

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) es un instrumento de gestión que contiene una descripción de la actividad propuesta y de los efectos directos o indirectos previsibles de dicha actividad en el medio ambiente físico y social, a corto y largo plazo, así como la evaluación técnica de los mismos. Debe indicar las medidas necesarias para evitar o reducir el impacto a niveles tolerables e incluirá un breve resumen del estudio para efectos de su publicidad.

La vicepresidenta de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Antamina, Fabiola Sifuentes, dio detalles relacionados al MEIA Modificación del Estudio de Impacto Ambiental, tales como la etapa de evaluación a la de espera de la aprobación por parte del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), en la cual se encuentran. Explicó también sobre los beneficios para la región Áncash y todo el país, por la extensión de la vida útil de Antamina.

“Desde 1998 a la fecha, Antamina ha pasado por diversos permisos ambientales. La última MEIA fue realizada en el 2011, la cual extendió la vida útil de la mina hasta el 2028. Hoy, casi diez años más tarde y cerca de veinte años desde el inicio de operaciones de Antamina, estamos procesando una MEIA que busca extender la vida hasta el año 2036”, dijo durante el desayuno empresarial organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

Ver también:  HINO Perú, Mitsui Automotriz y Apple Bus realizan la importante entrega de 42 buses a Cruz del Sur para fortalecer la seguridad en el transporte minero

Sifuentes informó que el proceso iniciado en el 2019 se encuentra en la fase final con la expectativa de recibir la aprobación por parte del Senace.

“La planificación para el éxito y robustez de este proceso es clave. La idea es ponerse, de alguna manera, unos lentes y tratar de ver esta operación de aquí a cinco, diez, veinte o treinta años, tanto de forma interna como externa, para estimar qué puede suceder y qué se necesitará en el futuro. Es así que regresamos al día de hoy e incorporamos técnicamente las estrategias al documento”, refirió.

Los cuatro cambios más importantes La VP de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Antamina hizo un repaso detallado de las cinco modificaciones más importantes del EIA, relacionadas a la ampliación del tajo, los botaderos y depósito de relaves, así como mejoras en el proceso de chancado, transporte de minerales, entre otras.

Ver también:  Antamina es Top 4 en el ranking Merco Talento 2024, y líder en el sector minero

Explicó que el rediseño del tajo incrementará el área operativa en un 25 % y una profundidad de 150 metros adicionales, asegurando la sostenibilidad de la extracción mineral hasta el 2036.

El segundo cambio está relacionado a la ampliación de los botaderos Tucush y Este. Ambos serán ampliados dentro del área de operación y podrán recibir en promedio un 30 % más de desmonte.

La tercera modificación se basa en la mejora del sistema de chancado y transporte de mineral y desmonte. “A la fecha, Antamina transporta el mineral por fajas, llega a la planta concentradora y es procesado. Sin embargo, hay un cambio en el planteamiento del manejo del desmonte, pues buscamos también hacerlo por fajas, sobre todo en las zonas más largas y rectas para minimizar el uso de camiones y apoyar la mitigación de polvo, ruido y vibraciones consecuencia de la operación de camiones”, explicó.

La última modificación importante del EIA tiene que ver con la ampliación de la capacidad del depósito de relaves, donde se optimizará el almacenamiento. Esto, sumando195 metros en la base y 30 metros de altura, con un diseño que garantiza la seguridad de la infraestructura. “Busca optimizar el uso de la relavera (…) manteniéndonos en la misma huella operativa”.

Ver también:  Día Mundial del Medio Ambiente: Antamina apuesta por la forestación

Participación ciudadana

De otro lado, informo que los procesos de participación ciudadana para el MEIA, tuvieron tres momentos, con un alcance del 100 % de las localidades del área de influencia directa de la mina y, además, incorporaron criterios inclusivos como género e interculturalidad, basado en la construcción de confianza y respeto.

“Se ha cumplido con todos los requerimientos del Senace, así como el criterio de género e interculturalidad. Los mecanismos principales empleados, teniendo en cuenta la geografía y lejanía, han sido muy focales”, expresó.

Impacto regional y nacional

La ejecutiva resaltó que la aprobación de la MEIA y la extensión de vida útil de la mina significará un incremento del 22% en el PBI de la región de Áncash, así como la generación de casi S/25 mil millones en recursos fiscales entre los años 2029-2036, de los cuales poco más de la mitad se transferirán a la región de Ancash.

“Todas estas modificaciones repercuten en una inversión de cerca de 2000 millones de dólares a partir de la aprobación del expediente y esto trae beneficios económicos, sociales y ambientales principalmente en la región y al país”, resaltó.


Revista-ProActivo

Este artículo forma parte de la edición impresa de Revista ProActivo. Para leer la revista completa haga clic aquí.