teletrabajo

Se cierra el 2020, y el inicio del nuevo año llega con grandes expectativas por parte de las personas mantuvieron sus empleos y también para los que buscan una oportunidad de laborar. Según el INEI, se estima que la probación ocupada en Lima se redujo en casi 820.000 personas en el trimestre setiembre-noviembre respecto al 2019.

Este año la pandemia obligó a las empresas a integrar a su ADN la digitalización a todo nivel. Desde la gestión del personal, trato con proveedores, contacto con el cliente, hasta las ventas; gestión que sin duda se logró con el esfuerzo de cada trabajador y líder, pese a la casi nula interacción personal. Pero ante el cierre del año, surge una duda, y es ¿cómo evaluar a los colaborares que realizaron el durante todo el 2020?

Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, señala que, si bien algunas empresas han empleado sistemas de control de horas, con aplicaciones para la conexión/desconexión, otras apostaron por evaluar los resultados u objetivos. Sin embargo, la productividad no es el único punto a evaluar, existen otros factores que deberán revisar los directivos para realizar una evaluación más justa en relación con la nueva forma de trabajo a distancia o .

Competencias

Este año se habló mucho de las nuevas competencias que se buscan en los trabajadores, en especial las competencias digitales a las que se tuvieron que adaptar los trabajadores. Además de ellas, también se deberán evaluar competencias tales como la independencia en el trabajo, gestión del tiempo y habilidades de comunicación; es así que el período de fines de diciembre – inicios de enero es el momento ideal para revisar a detalle el progreso de cada trabajador.

Motivación

Otro punto de interés es la motivación. Conocer qué produce satisfacción a los profesionales y cómo su puesto de trabajo se ajusta a sus intereses, es imprescindible para fomentar y mantener su satisfacción en un contexto donde hay un mayor riesgo de que los trabajadores se puedan sentir desvinculados y se presente una fuga de talentos.

Comunicación

Para la organización es un punto sumamente importante; más en esta época donde los equipos han intercambiado la interacción presencial por el chat o las videoconferencias. Un punto a evaluar es la interacción en los canales corporativos; existirá personal sumamente activo y otros que se han aislado o “escondido” en cierta medida. Con base en el resultado de la evaluación, se podrían crear grupos más pequeños donde se pueda empoderar a los que no participan.

Capacitaciones

Este ítem debe considerarse en caso toda la compañía haya logrado recibir una capacitación, a modo que se pueda evaluar su participación en el curso y la aplicación de lo aprendido en su trabajo. Si las capacitaciones no se dan por igual no podría ser un punto a considerar, puesto que habría una desventaja.

Cabe mencionar que, para el correcto trabajo y participación de los colaboradores, es importante que hayan contado con las herramientas y tecnología adecuadas para poder desarrollar su trabajo de forma óptima, lo que es un reto en Perú, pues solo 35% de la PEA tiene acceso a internet en sus viviendas.