Petroperu

Fitch Ratings ha rebajado la calificación de riesgo de Petroperú, otorgándole la nota ‘CCC+’ para su endeudamiento en moneda extranjera y local a largo plazo. Esta calificación indica un “riesgo de incumplimiento de pago abundante”, situando a la petrolera estatal en una posición crítica. Según Fitch, esta calificación se otorga a empresas con un margen de seguridad muy bajo para cumplir con sus compromisos financieros, donde “el incumplimiento es una posibilidad real”.

Contexto de la Degradación

Revisión Reciente de Calificaciones

Hace solo tres meses, Fitch ya había rebajado la calificación de Petroperú de BB+ a B+, un grado conocido como ‘basura’. La reciente degradación a ‘CCC+’ refleja una evaluación aún más negativa de la situación financiera de la empresa.

Pérdida de Cuota de Mercado

Uno de los factores clave en esta reevaluación es la significativa pérdida de cuota de mercado de Petroperú, que ha caído del 45% al 25%. Esta disminución destaca la disponibilidad de fuentes alternativas para que el país obtenga productos refinados, lo que reduce la dependencia de Petroperú para este propósito.

Ver también:  Nombran a Oliver Stark como nuevo presidente de Petroperú

Crisis de Liquidez

Petroperú enfrenta una grave crisis de liquidez. Fitch proyecta que el efectivo generado durante el año no será suficiente para cubrir los pagos de deuda de la empresa, obligándola a depender en gran medida de fuentes de financiamiento externas para evitar el incumplimiento. Se estima que el EBITDA de Petroperú para 2024 será de $119 millones, mientras que los pagos de deuda ascienden a $175 millones.

Proyecciones y desafíos financieros

Déficit de Efectivo

La empresa está experimentando una quema de efectivo mensual de aproximadamente $200 millones durante este período, con su refinería permaneciendo inoperativa. Esto conduce a un déficit de efectivo anticipado de $280 millones, incluso después de recibir un préstamo de $800 millones desembolsado a principios de año, evidenciando una tensión de liquidez que podría resultar en un evento similar a un incumplimiento, reflejado en una calificación ‘cc’.

Ver también:  Petroperú culmina mejoramiento de vía de acceso a Lobitos

Apoyo Gubernamental

Fitch no anticipa un apoyo sustancial del gobierno nacional para la estructura de capital de Petroperú en el corto plazo. Aunque el gobierno proporcionó liquidez en 2022 para cumplir con los requisitos inmediatos, estas medidas no abordaron el problema fundamental del alto endeudamiento.

Refinería de Talara

Los desafíos operativos relacionados con el cronograma de finalización de la Refinería de Talara y las demandas de efectivo de su puesta en marcha han llevado a nuevas necesidades financieras. Petroperú ha solicitado $2.5 mil millones al gobierno, pero la respuesta ha sido limitada, consistiendo en un préstamo de $800 millones del Banco de la Nación y un aumento en las garantías existentes a $1.0 mil millones desde $500 millones.

Ver también:  Lote 192: Altamesa indica que producción de petróleo iniciaría a finales del 2024

Implicaciones de la calificación

Relación Deuda/EBITDA

Sin un apoyo gubernamental significativo, Fitch prevé que la relación deuda bruta/EBITDA de Petroperú se acerque a 50 veces. Con un EBITDA estimado en $120 millones y una deuda total prevista para superar los $5.6 mil millones, se espera que la deuda estructural promedie alrededor de $5.7 mil millones en los próximos dos años. Esto subraya la gravedad de la situación financiera de la empresa y la dificultad de su posición actual.

Notas Senior No Garantizadas

Fitch también ha degradado la calificación de las notas senior no garantizadas de Petroperú a ‘CCC+’ desde ‘B+’, y ha revisado el Perfil Crediticio Independiente (SCP) de Petroperú a ‘cc’ desde ‘ccc-’. Estas revisiones reflejan una evaluación más sombría de la capacidad de la empresa para manejar sus compromisos financieros sin un apoyo significativo y sostenido del gobierno.