zinc

Envío de (Foto: Reuters)

Los precios del subirán durante lo que queda de 2020, continuando un fuerte repunte desde los niveles bajos registrados durante el brote inicial de , según el último informe de la industria de .

Los precios del cayeron un 17,3% durante los tres primeros meses de 2020, pero desde entonces se han recuperado y han alcanzado nuevos máximos para el año.

El precio medio del zinc en tres meses fue de 2.121 dólares por tonelada en los primeros ocho meses de 2020 y Fitch ha revisado su previsión para el año 2020 en su conjunto, pasando de 2.100 dólares por tonelada a 2.200 dólares por tonelada.

Fitch dice que esto implica que los precios subirán a unos 2.600 dólares por tonelada a finales de año. la consulta es más optimista sobre los precios del zinc a corto plazo debido a un repunte de la actividad económica en más fuerte de lo esperado desde el primer trimestre de 2020.

Lee también:  Sí podemos hablar de una reactivación en minería

Los analistas mantienen la previsión revisada de crecimiento del PIB real para 2020 en un 2,2% (desde el 1,1% anterior), con datos de alta frecuencia que confirman la opinión de Fitch de que la actividad económica se recuperará más rápidamente de lo previsto.

Fitch espera una recuperación en forma de V para , ya que es probable que Pekín aumente el apoyo a las políticas si la recuperación pierde fuerza. representaba poco menos de la mitad del consumo mundial de zinc en 2019.

Tendencia a la baja a largo plazo

El estímulo económico del gobierno de seguirá apuntalando un fuerte repunte en la producción de acero y la demanda de zinc que persistirá hasta 2021, pronostica Fitch.

Las medidas de estímulo económico anunciadas en la reunión del Congreso Nacional Popular de China en mayo ascendieron a alrededor del 7,5% del PIB anual. Si bien son menores que el paquete del 12,5% del PIB implementado durante la crisis financiera mundial y que el gasto implementado por varios otros países, incluidos los y Singapur (alrededor del 20% del PIB), Fitch afirma que estas medidas deberían impulsar la demanda de acero de sectores clave como la construcción y la manufactura durante el resto de 2020 y hasta 2021.

Lee también:  Gold Fields iniciará en el 2021 las obras para extender la vida útil de Cerro Corona

Fitch espera una tendencia estructural a la baja a largo plazo en los precios del zinc, que se prevé que comience en 2021.

Aunque Fitch revisó al alza sus previsiones de precios, el analista de mercado espera que los precios alcancen su punto máximo en 2020-21 y que el exceso de oferta del mercado arrastre los precios a la baja a partir de entonces. Este declive estructural será impulsado por el lento crecimiento de la producción mundial de acero, ya que el acero galvanizado es el principal uso del zinc.

Fitch prevé que, tras un repunte en 2021, el crecimiento anual de la producción de acero se desacelerará de manera constante en los próximos años debido a la disminución de los aumentos de capacidad en China y Europa. En China, la escalada de las restricciones ambientales a los productores y el debilitamiento del crecimiento de la demanda del sector de la construcción limitarán las tasas de crecimiento de la producción de acero, dice Fitch, mientras que los productores europeos reducirán la producción ante los bajos precios del acero.

Lee también:  Proveedores: la ruta de la adaptación en los complejos tiempos del coronavirus

En vista de este contexto de debilitamiento, Fitch prevé que el crecimiento del consumo mundial de zinc se reducirá de un promedio del 2,2% interanual en el período 2010-2019 a un promedio del 1,1% interanual en el período 2020-2029. La ralentización del crecimiento del consumo mantendrá al mercado en superávit en los próximos años, dice Fitch.