Roque Benavides (Buenaventura)

El presidente de Compañía de Minas Buenaventura y decano del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú indicó, en una entrevista a El Comercio, que el Ejecutivo y Legislativo frenarán el peligroso avance de la minería ilegal, si centran sus esfuerzos en cuatro ejes que favorecen el desarrollo territorial. Comencemos con el orden interno: declarar esta perjudicial actividad como amenaza para la seguridad nacional permitirá al Estado incrementar su presencia en las zonas afectadas. La informalidad trae consigo delincuencia.

Segundo, a nivel de marco normativo, hay que aprobar un plan de lucha y concluir los procesos de formalización. Asimismo, eliminar la exención de responsabilidad a los inscritos en Registro Integral de Formalización Minera (Reinfo), y el principio de oportunidad, para que los fiscales ejerzan la acción penal sin abstenciones. No se puede informalizar la formalización extendiendo los Reinfos constantemente.

Ver también:  Desde el 2012 a la fecha, Minem transfirió S/ 51 millones a direcciones regionales para formalización minera

El tercer eje, desarrollo institucional, requiere el fortalecimiento de los gobiernos regionales y de los mecanismos de alerta y respuesta inmediata de la UIF y la SBS para lavado de activos. OSINERGMIN, OEFA, SUNAFIL y SUNAT deben supervisar conjuntamente la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (MAPE).

Por último, en la cadena productiva del oro, es necesario crear un sistema nacional de trazabilidad, reforzar el Registro Especial de Proveedores de Insumos, Comercializadores y Procesadores de Oro, y optimizar el control de plantas procesadoras.