Glencore

  • Glencore  está lejos de abandonar su plan de adquirir Teck Resources, ya que confirmó el jueves que su oferta por la mayor compañía minera diversificada de Canadá aún sigue en pie.

El gigante suizo de la minería y el comercio de materias primas, que normalmente no acepta un “no” como respuesta, sugirió que la decisión de Teck de retirar su propuesta de escindirse en dos empresas respaldó sus propios planes.

La compañía minera con sede en Vancouver abandonó el miércoles su plan de escisión en dos empresas justo antes de una importante votación de accionistas, mientras Glencore se acercaba con una oferta de $23 mil millones realizada en marzo y la promesa de una oferta más dulce.

Ver también:  Potencial alcista de las acciones de minera Volcan tras la venta de Glencore

Teck, que no pudo convencer a la mayoría de sus inversores para que respaldaran el plan de separar sus negocios de cobre y carbón, dijo que su junta trabajará en proporcionar un “plan de separación más simple y directo”.

El movimiento se considera como una gran victoria para Glencore, que había estado haciendo campaña para persuadir a los accionistas de Teck para que votaran en contra de la escisión y, en su lugar, aceptaran su oferta no solicitada.

Glencore ha presentado la votación fallida como un mandato para comenzar las negociaciones sobre su oferta, señalando el jueves que su propia propuesta proporcionó a los accionistas de Teck una “separación clara” para su negocio de carbón, al mismo tiempo que creaba un valor adicional significativo para sus accionistas.

Ver también:  Cadena de suministro local de Antapaccay impulsa el desarrollo de Espinar

La firma añadió que estaba dispuesta a entablar conversaciones con la junta de Teck para mejorar la estructura de su propuesta, pero que haría una oferta directamente a los accionistas si no había respuesta.

“Ahora que el gran plan de Teck para reinventarse a sí misma ha fracasado, Glencore ciertamente hará un tercer intento, esta vez a un precio más alto que los accionistas de la clase B de Teck, que controlan la mayor parte del capital pero tienen pocos votos, pueden encontrar irresistible”, escribió el jefe de la oficina europea del Globe and Mail, Eric Reguly, en un artículo de opinión el miércoles.

Glencore, que planea adquirir Teck y luego escindirse en dos empresas -metales y carbón- apeló al público canadiense diciendo que su propia unidad de metales tendría “operaciones significativas de minerales críticos y reciclaje en Canadá, gestionadas desde Canadá”.

La viceprimer ministra del país, Chrystia Freeland, dijo el lunes que Teck debería seguir teniendo su sede en Canadá, lo que indica claramente hasta la fecha que el gobierno estaba observando de cerca la batalla por la adquisición.