Glencore (Minería)

(Foto: )

anunció que no entregará dividendos, la primera gran minera en tomar esa decisión, y declaró el jueves que las perspectivas económicas eran demasiado inciertas por la pandemia de coronavirus y que priorizaría reducir la deuda.

La compañía minera y comercializadora de materias primas dijo que su deuda neta aumentó un 12% en los primeros seis meses del año a 19.700 millones de dólares y que registrará un cargo de 3.200 millones de dólares, principalmente por las consecuencias económicas del virus en sus negocios.

Si bien los 2.000 millones de dólares en ganancias operativas del primer semestre en la división comercial apoyó las ganancias globales ajustadas, los fuertes cargos llevaron a a sufrir una pérdida neta de 2.600 millones de dólares, la misma cantidad que debió pagar en dividendos.

El desempeño comercial récord se produjo a expensas de una mayor deuda neta. Glencore usó más capital de trabajo como medida de excepción por las circunstancias del COVID-19 para comprar y almacenar grandes cantidades de crudo barato.

Las acciones de la empresa en Londres se hundieron un 8,1%. El índice minero de Europa, que repuntó previamente en la semana, cayó un 2,5%.

“El directorio concluyó que sería inapropiado hacer una distribución a los accionistas en 2020, en lugar de priorizar la aceleración de la reducción de la deuda neta dentro de nuestro rango objetivo”, dijo el presidente ejecutivo Ivan Glasenberg.

Agregó que la compañía esperaría para ver cómo evoluciona la pandemia y luego revisará si se reanudarán los pagos de dividendos el próximo año.

Fuente: Reuters