Gold Fields elije a ABB para la automatización integrada y sistemas de energía en Salares Norte

La multinacional de tecnologías industriales ABB suministrará seis salas eléctricas y una solución de sistema digital integrado basada en el sistema de control distribuido (DCS) Ability 800xA de ABB a la operación Salares Norte de la minera de oro Gold Fields, en una región remota del norte de Chile.

La solución digital ayuda a superar los desafíos de la ubicación remota y la inestabilidad climática en el proyecto minero Salares Norte, de 834 millones de dólares, en el desierto de Atacama.

El proyecto minero de oro y plata a cielo abierto está situado en el desierto de Atacama, entre las cumbres más altas de la cordillera de los Andes. Está a 1.300 km de la capital chilena, Santiago, y tiene una altitud de entre 4.200 m y 4.900 m.

“El aspecto digital es fundamental para este proyecto debido a su ubicación remota, ya que la ciudad más cercana es Diego de Almagro, a 180 km de distancia, la altitud del proyecto y las condiciones climáticas adversas, que dificultan el acceso al sitio y el trabajo de campo, especialmente durante el invierno”, dice el director del proyecto Salares Norte de Gold Fields, Max Combes.

Ver también:  ABB: 99% de las empresas ya apuestan por la eficiencia energética industrial

“Gold Fields ha desarrollado la infraestructura digital a través de iniciativas en las operaciones de todo el mundo. La solución completa de ABB, la ingeniería integrada y la tecnología de operaciones remotas nos permitirán aprovechar esta capacidad digital y superar los desafíos particulares de Salares Norte”, señala.

Como plataforma común para la monitorización de las áreas productivas, de operación y de soporte, el sistema de ABB reducirá los riesgos técnicos y el número de interfaces para permitir a Gold Fields unificar los procesos al más alto nivel. El sistema eléctrico está totalmente integrado a través de la norma 61850 de la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI), que garantiza el control y la visibilidad totales de las operaciones de la planta. ABB también proporciona la ingeniería y la gestión del proyecto, informa ABB.

Ver también:  ABB amplía su cartera de productos de electrificación con adquisición del negocio de accesorios de cableado de Siemens en China

Además, el pedido incluye un simulador de proceso dinámico que permitirá comprobar todas las lógicas de control y formar a los operarios, y permitirá una formación realista de los mismos.

“El simulador permitirá realizar puestas en marcha más cortas y eficientes in situ. También apoyará los requisitos de formación, lo que significa que Gold Fields tendrá varios operadores acreditados con las habilidades adecuadas para las operaciones de alta calidad”, dice el gerente de soluciones de ABB en Chile, Iván Villegas.

“Junto con Gold Fields, podemos demostrar a largo plazo que los sistemas de control de ABB se conectan y realizan sus funciones en zonas totalmente aisladas dentro del alcance de los satélites y con una latencia mínima. Es una oportunidad para modernizar la minería y mostrar los beneficios que trae la transformación digital al controlar y dar soporte a la planta y equipos mineros de Salares Norte desde 1 300 km de distancia”, destaca el gerente de cuentas mineras de ABB en Chile, Cristian Gallegos.

Ver también:  ABB: 99% de las empresas ya apuestan por la eficiencia energética industrial

Mientras tanto, en paralelo a este proyecto, ABB propuso y formó parte de una iniciativa junto a Gold Fields para conectar con éxito diferentes tecnologías de ABB entre Santiago y el proyecto Salares Norte. Utilizando la telemática satelital, el equipo llevó a cabo el control y monitoreo remoto de motores eléctricos inteligentes y una simulación de atención de telemedicina entre ambas localidades.

Las pruebas se realizaron en zonas aisladas, pero al alcance del satélite y a través de una conexión controlada por ABB Ability System 800xA y equipos móviles convencionales con una latencia mínima.

Se espera que Salares Norte produzca 3,7 millones de onzas de oro a lo largo de una vida minera inicial de 11 años y se estima que el proyecto supondrá un gasto de 834 millones de dólares.

Fuente: Mining Weekly