Goldman Sachs

El banco de inversión Goldman Sachs afirmó que la reciente caída en el precio de las materias primas impulsada por la decisión de la Reserva Federal de adelantar las proyecciones de aumentos de las tasas de interés en el 2023 es una oportunidad de compra para los inversores.

“La tesis alcista de las materias primas no se trata de los riesgos de inflación ni de la orientación futura de la Fed. Tiene que ver con la escasez y la fuerte demanda física”, dijo el banco de Wall Street en una nota.

La escasez física, causada por el sólido crecimiento de la demanda y la oferta inelástica, podría impulsar los precios del crudo Brent a un promedio de US$ 80 en el tercer trimestre, con picos potenciales por encima de ese nivel, escribieron analistas de Goldman.

Lee también:  Cobre baja por firmeza del dólar, aumento de casos de COVID-19 hace temer por demanda

Los precios de materias primas como el petróleo, el oro y el cobre cayeron a medida que el dólar subía por el panorama de la Fed sobre las alzas de tasas.

No obstante, los precios del crudo siguen cerca de máximos de varios años, mientras que el oro ha experimentado un ligero repunte desde entonces y el cobre se encamina a su mayor caída semanal desde marzo del 2020.

El mercado del cobre también se mantiene en camino de condiciones de déficit tanto durante el resto de este año como en el 2022, dijo el banco, agregando que las recientes caídas deben verse como una oportunidad de compra a más largo plazo.

Sin embargo, es probable que la recuperación en los mercados de materias primas, excluidos los mercados de energía, sea más lenta que la de las recientes liquidaciones, ya que los impactos transitorios del clima y el reposicionamiento ordenado por China han generado avances técnicos negativos, advirtió Goldman.

Lee también:  Ministro Merino se reúne con empresas chinas que operan en el Perú

A principios de este mes, el planificador estatal de China renovó su compromiso de intensificar el monitoreo de los precios de las materias primas y fortalecer la supervisión de los mercados al contado y de futuros, ya que la inflación del productor en el país alcanzó máximos de 12 años.

Fuente: Reuters