Gremios empresariales Perú

En una conferencia, presidentes de la Asociación de Exportadores (ADEX), la Cámara de Comercio de Lima (CCL), la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), el Comité de la Pequeña Industria (COPEI SNI), la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y de la Cámara Nacional de Comercio, Producción, Turismo y Servicios, señalaron que en el Perú hay ahora más pobreza e informalidad que antes de la pandemia.

La presidenta de la CCL, Rosa Bueno, aseguró que actualmente más del 80% de las empresas se encuentran en informalidad; antes de la crisis sanitaria era un poco más del 70%.

“Un país que no logra la formalidad es un país que no puede crecer como quisiera”, aseguró y cuestionó que el Ejecutivo y el Congreso “se encuentren enfrascados en una discusión que no permite el avance del país”.

Ver también:  #CADEejecutivos Crecimiento económico y diálogo para la creación de empleo en el Perú

En tanto, el presidente de la SNI, Jesús Salazar, consideró que no se puede negar que en el Perú hay una crisis política, pero “no hay golpes de Estado”. Asimismo, señaló que es necesario que salgan normas que ayuden a la reactivación de la economía.

Por su parte, el presidente de ADEX, Julio Pérez, aseguró que existe un “abuso de poder” por parte del presidente Pedro Castillo e indicó que llevar a los ministerios “personas no calificadas solo conduce a tomar malas decisiones, lo cual afecta a los más pobres”.

En un comunicado, los miembros de la Unión de Gremios señalaron que “la actual situación política afecta la recuperación económica y la situación de la población de menores recursos, ahondando las brechas sociales principalmente de nuestras regiones, por lo que remarcamos la necesidad de defender la estabilidad económica y social, y el marco jurídico existente para generar empleo digno y crecimiento productivo”.

Ver también:  Perú y Noruega firman convenio para reducir las emisiones de gases efecto invernadero

Baja confianza

Por su parte, un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señaló que la “alta incertidumbre política, la baja confianza empresarial y un presupuesto estructuralmente lento en su ejecución a nivel regional y local, limitarán la inversión”.

“La incertidumbre política ha socavado la confianza empresarial y la producción manufacturera se ha contraído en los últimos meses (…) Tras superar los niveles previos a la pandemia en 2021, la actividad económica ha perdido impulso”, añadió el organismo al cual el Perú busca ingresar en los siguientes años.

Tenga en cuenta

-La OCDE estimó que la economía peruana crecería 2.6% en 2023 y 2.9% en 2024, impulsada principalmente por la producción minera.

Ver también:  Violencia y bloqueos hostilizan al sector minero

-“Gran parte del lastre en la producción minera viene de la interrupción relacionada con las protestas en las minas de cobre”, precisó el organismo.

Fuente: Perú 21