hidrógeno verde

  • Schneider Electric respalda los esfuerzos de Perú en su apuesta por una economía descarbonizada a través del hidrógeno verde.

Como parte de la transición energética global, Perú se suma a la lucha contra el cambio climático al adoptar el hidrógeno verde como eje de sus políticas energéticas. Comprometidos con alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, nuestro país apuesta por este combustible limpio producido a partir de energías renovables.

Gracias a una geografía privilegiada contamos con abundantes recursos renovables como la energía solar, eólica e hidroeléctrica, ideales para producir hidrógeno verde, un combustible no contaminante que promete ser una solución en sectores donde la eliminación del uso de combustibles fósiles representa un mayor desafío.

Asimismo, el hidrógeno resultante puede, además de almacenarse, transportarse y utilizarse en diferentes aplicaciones industriales, como combustible para el transporte, la industria y la producción de energía, convirtiéndose en pieza fundamental de la ecuación energética del futuro.

De esta manera, Perú tiene el potencial de convertirse en un actor de importancia en el suministro internacional de la energía sostenible, en línea con los esfuerzos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desarrollo y compromiso energético

Ante esta situación, el país ha comenzado a invertir en proyectos de hidrógeno verde, y su producción brinda un camino viable para que el Perú combata el cambio climático. Su compromiso y abundante energía limpia ayudan a producir estos combustibles sin emitir contaminantes. Esto no sólo reduciría significativamente su huella de carbono, sino que también le permitiría desempeñar un papel destacado en la dinámica energética futura y obtener ventajas económicas en la transición energética global.

Ver también:  Arequipa será la primera en tener una planta de hidrógeno verde

“En el corazón de la revolución hacia una economía descarbonizada, Schneider Electric se enorgullece de ser un participante activo en el cambio hacia fuentes de energía más sostenibles. El compromiso de Perú con el desarrollo del hidrógeno verde refleja la urgencia de adoptar soluciones innovadoras para combatir la crisis climática”, Víctor Paredes, director de Power Systems para Chile, Perú y Bolivia en Schneider Electric.

De esta manera, Schneider Electric manifiesta su compromiso con el progreso energético del Perú, aplicando su experiencia y soluciones en pro de la adopción de tecnologías que impulsen la descarbonización y promuevan un crecimiento sostenible. La compañía cuenta con herramientas de superación de los desafíos en la producción a gran escala de hidrógeno verde que se encuentra al alcance gracias a las innovadoras tecnologías digitales disponibles en la actualidad.

Se posiciona como un actor clave en el proceso de transición energética, respaldando las metas de sostenibilidad del país y contribuyendo al bienestar medioambiental a nivel global. Además de su enfoque en sostenibilidad, la organización aborda de manera integral la cadena de valor del hidrógeno verde. Desde la producción hasta el suministro, la compañía ofrece soluciones probadas para superar los desafíos en cada etapa del desarrollo. Esto incluye el respaldo en la obtención de energía verde mediante Power Purchase Agreements (PPA) o suministro de energía como servicio, como se evidencia en su empresa conjunta con Carlyle en EE.UU., Alphastruxure.

Ver también:  María Julia Aybar: «Perú cuenta con reservas de minerales y gas que son clave para la transición energética»

Energías renovables en Perú

Según información de la Asociación Peruana de Hidrógeno, H2 Perú, el país se destaca por su capacidad para implementar esta energía limpia, en especialmente en la industria minera, que es parte esencial en la transición hacia una economía baja en carbono. En una mesa de diálogo en Perumin 36, en setiembre del pasado año, se enfocó en la necesidad de acciones concretas para establecer una economía de hidrógeno verde en el país. Por tanto, el apoyo de los gobiernos a una transición energética basada en fuentes de energía renovables y priorizando este combustible es fundamental.

Continuando con estos esfuerzos, el gobierno peruano ha creado la Mesa Ejecutiva para el Desarrollo de Energías Renovables a principios de 2024, orientada a evaluar la ampliación de la infraestructura eléctrica con fuentes renovables. La iniciativa busca no solo la viabilidad económica, sino también la fortaleza competitiva y el crecimiento económico de Perú.

Ver también:  Construcción de planta de hidrógeno verde en Arequipa concluirá en el 2029

Es importante enfatizar que la mesa promoverá la coordinación y la inversión entre los sectores público y privado en pro de apoyar la energía limpia y asequible. Dado el potencial del país en la producción energética a partir de fuentes renovables, estimado en un 62% según el reporte “Latin America Energy Outlook 2023” de la Agencia Internacional de Energía, el futuro del hidrógeno verde se vislumbra especialmente prometedor, ya que su demanda está destinada a crecer a medida que el mundo avanza hacia objetivos de emisiones netas cero.

De esta manera, el Perú integra el hidrógeno verde en el centro de su estrategia y se espera que la transición energética se convierta en un modelo global. El éxito de este mercado emergente dependerá, en gran medida, del costo de la electricidad y de la obtención de economías de escala mediante la producción por electrólisis. Por ello, destacan el papel de la innovación energética peruana como un modelo sostenible para mitigar el cambio climático.