IIMP en la OEA

Uno de los grandes desafíos del país de cara a la presente década es viabilizar su portafolio de proyectos mineros, valorizado en más de USD 53 mil millones, especialmente los emprendimientos de mayor dimensión, que son los que despliegan mayores inversiones y causan mayor impacto en nuestra economía.

Así lo indicó Carlos Diez Canseco, gerente general del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), durante su presentación titulada “Grandes proyectos mineros y sus perspectivas en el Perú”, en el marco de la 52°Asamblea General de la OEA, que se celebra desde esta semana en Lima, ciudad capital.

El representante del IIMP refirió que en el mediano plazo se vislumbra un escenario interesante para los países productores de metales como Perú (segundo productor de cobre a nivel mundial), debido a una serie de factores como el desarrollo de China y los países emergentes, la electromovilidad y la transición energética.

Ver también:  ONU: El 85% de inversionistas europeos piden datos sobre políticas de sostenibilidad de empresas

“Podemos decir con seguridad que hoy por hoy el cobre es el metal del futuro. Junto al litio, es un elemento fundamental para la transición energética mundial y para la fabricación de vehículos eléctricos, paneles solares, teléfonos inteligentes y microprocesadores”, apuntó.

Diez Canseco precisó que del total de emprendimientos mineros que posee el Perú un 70% corresponden a proyectos cupríferos, por lo que si este país andino se lo plantea podría aprovechar este espacio para crecer en su producción cuprífera y aprovechar todo su potencial, y, por ende, asegurar su crecimiento económico y desarrollo.

Como se sabe, el último proyecto minero de envergadura que será puesto en marcha en el Perú será Quellaveco, ubicado en Moquegua. con una inversión de más de USD 5 mil millones y que se convertirá en la primera mina 100% digital en el país.

Ver también:  Arequipa, Puno, Cusco y Cajamarca son las regiones que lideran solicitudes de concesiones mineras

Previamente entró en operación Las Bambas, en Apurímac, con más de USD 10 mil millones de inversión. Sin embargo, en el corto horizonte no se vislumbra emprendimientos de tal dimensión, que dinamicen la economía nacional, mencionó.

Perú, líder mundial en minería

En otro momento, Diez Canseco remarcó que durante el 2021 el Perú ratificó su liderazgo como un actor importante en la industria minera al ubicarse entre los cinco principales productores de metales básicos y preciosos a nivel mundial.

El gerente general del IIMP señaló que ello explica por qué un país como el Perú puede ser organizador de un exitoso evento de talla mundial como la convención minera PERUMIN, que cada edición congrega a más de 50 mil participantes, entre estudiantes, profesionales e inversionistas de diversos países a nivel global.

Ver también:  Augusto Baertl dará exposición magistral en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNMSM

Este año, bajo el lema “Construyendo juntos un Perú mejor”, la trigésimo quinta edición de PERUMIN tuvo como finalidad promover el diálogo y concertación multiactoral para la creación de propuestas orientadas al cierre de brechas socioeconómicas en todo el país con el desarrollo de la industria minera, señaló.

Diez Canseco participó en la Mesa de Inversiones Responsables junto a la ministra de Energía y Minas, Alessandra Herrera; la viceministra de Turismo del Mincetur, Isabel Álvarez; la viceministra de Relaciones Exteriores, Ana Cecilia Gervasi; y la vicepresidenta de Americas Society – Council of the Americas, Ragnhild Melzi.

La mesa de disertación fue moderada por el director general de Promoción Económica del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, Jaime Cacho-Sousa.

Fuente: IIMP