planta de fabricación de baterías de litio

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Ingeniería se encuentra trabajando en la construcción y evaluación de prototipos de baterías Ion-Litio, las cuales son usadas cotidianamente en diversos dispositivos tecnológicos, como relojes y celulares.

En ese sentido, el proyecto busca generar “conocimiento preciso” (del cual se carece actualmente a nivel nacional) acerca de la tecnología que se emplea para extraer materiales y fabricar baterías de Ion-Litio, según explica a la Agencia Andina el doctor en Ingeniería Abel Vergara Sotomayor, investigador y docente principal de la Facultad de Ingeniería Química y Textil de la UNI.

“El litio se usa desde los años noventa para hacer baterías recargables de almacenamiento de energía. Lo que buscamos ahora es asimilar la tecnología que ya se tiene y, a partir de ella, trabajar en nuevas formas de fabricación más seguras y avanzadas. Estamos en un proceso de transición en el uso de energías generadas a partir del petróleo a otras de tipo renovables”, sostiene.

Cabe señalar que, actualmente, en Perú, no se fabrican baterías de litio. Las empresas nacionales tampoco son capaces de extraer ese material (que se encuentra en Puno) debido a carencias tecnológicas y técnicas. Este proyecto es uno de los varios que buscan cambiar este panorama. “Desde el punto de vista tecnológico, el proyecto busca comenzar a trabajar en otro tipo de tecnología y tratar de aportar conocimiento sobre cómo se manejan los nuevos materiales para las baterías de almacenamiento”.

Baterías para la reducción de la contaminación

Las energías obtenidas del ambiente, como la solar-fotovoltaica, necesita ser almacenada. Para ello, las baterías de Ion-Litio son fundamentales, dado que pueden reusarse y no generan contaminación, en principio. Se emplean, por el momento, en relojes, teléfonos celulares, laptops, etc., aunque no se descarta que su uso se masifique en vehículos de transporte, para los cuales se usa actualmente baterías de plomo, más pesadas y contaminantes.

“El costo de extracción y producción es bajísimo: un 10% de lo que podrían costar otros tipos de extracción y fabricación. Litio no hay en todo lugar. Actualmente, Bolivia es la que tiene mayor cantidad, seguidos de Chile y Argentina”, revela el doctor Vergara Sotomayor.

Iniciado recientemente, el proyecto buscará fabricar prototipos de baterías de Ion-Litio de 0.5 cm de diámetro. Para ello se cuenta con un financiamiento de S/ 150 mil soles, brindado por el Vicerrectorado de Investigación de la Universidad Nacional de Ingeniería, en el marco del Concurso de Proyectos de Investigación Formativa Especial 2022.

En el equipo también participa la doctora Karin María Paucar Cuba, coinvestigadora en el proyecto, y el ingeniero Manuel Cruz Torres, magíster en Ciencia e Ingeniería Metalúrgica.

Fuente: Andina