Foto: Perú 21

La inversión extranjera directa (IED) representó el 3.5% del Producto Bruto Interno () de 2016, la cifra más baja desde 2015, y alcanzó un valor de US$6,863 millones, informó la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú).

Precisamente, la IED viene disminuyendo año tras año a una tasa promedio anual de 12.6% debido al incremento de las barreras burocráticas, la caída en la rentabilidad por menores precios de los metales, los cuales incrementaron los costos operativos y añadieron incertidumbre en la viabilidad de ciertos proyectos.

A nivel global

En el caso de la IED a nivel mundial, los flujos globales de inversión extranjera decrecieron 13% en un contexto de débil crecimiento económico internacional, modesto aumento en el volumen del comercio mundial y precios de commodities aún debilitados.

Por su parte, en América Latina y el Caribe, la contracción fue de 19%, resultado inclusive mayor a la experimentada en 2015 (-11%), con severas caídas en Chile (-31%) y Brasil (-23%).

ComexPerú recordó, además, que la entrada de flujos de IED ha aportado importantes sumas de capital orientadas a distintos sectores de la economía.

“La atracción y entrada de nuevas inversiones ha permitido obtener resultados positivos en la cuenta financiera, el ingreso de divisas, el fomento de la competencia, la creación de nuevos puestos de trabajo y la obtención de mayores ingresos para el país”, añade ComexPerú.

La IED en 2012 representó el 6.3% del  y alcanzó los US$11,918 millones, el resultado más alto en su historia.

Para este año, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) proyecta un incremento de la inversión extranjera directa de 10% a nivel mundial.

Fuente: Perú 21