John Thompson

Para John Thompson, especialista canadiense en exploración, minería y sostenibilidad, la necesidad de nuevos recursos minerales para la transición energética será el principal impulsor de la exploración y desarrollo de nuevos yacimientos durante los próximos 30 años.

Incluso, aseveró que la demanda también seguirá siendo influenciada por más infraestructura, fabricación, cambio tecnológico, eficiencias y reciclaje; mientras que la oferta, por más hallazgos cercas a mina y expansiones de mina, nuevos descubrimientos y recursos de calidad.

“El problema de satisfacer la demanda de recursos con minas de mayores leyes es que se requerirá más energía y agua, y eso generará más desechos. Por ende, el negocio minero deberá enfocarse en la calidad y en la recuperación de metales”, expuso en proEXPLO 2023.

De esta manera, ejemplificó que el hallazgo de nuevos yacimientos y el mayor consumo de minerales críticos se suscitan en un contexto donde se espera que las ventas de vehículos eléctricos crezcan 20% y las ventas de baterías de iones de litio se incrementen 30%.

Ver también:  Southern Peaks Mining en el negocio de la transición energética

Además, el experto acotó que la electrificación del parque automotor global para el año 2050 incidirá en que la demanda de cátodos de cobalto aumente a una tasa de entre 10 a 20 por ciento, lo que será similar al crecimiento experimentado en la última década.

“La exploración debe enfocarse en nuevos productos y objetivos existentes y nuevos desafíos para metales y minerales críticos como el cobre, el litio, uranio y diamantes. Asimismo, mejorar la comprensión de los metales y minerales críticos en todas las escalas”, arguyó.

Claves del éxito para la exploración

Según John Thompson, la exploración solo será exitosa si se centra en la comprensión a escala del potencial geológico, se tiene acceso a tierras con aprobación regulatoria y social, se dispone de suficientes datos de campo y se cuenta con la capacidad para analizar los datos.

Ver también:  Coal India y NMDC buscan litio en Chile y Australia

Y si bien durante el proceso de exploración se poseen herramientas y datos para asegurar la calidad del trabajo, es importante también contar con recurso humano eficiente y conocedor de los sistemas minerales y metalogenia, controles regionales, tectónica, litología, etc.

“Los trabajos de exploración requieren de herramientas como la prospección geofísica, de fondo de pozo, escaneo de núcleos y análisis de datos en tiempo real, así como técnicas de perforación más limpias, más rápidas y más económicas en comparación con otras”, precisó.

Exploración minera del futuro

Asimismo, John Thompson aseveró que el desarrollo de nuevos targets de recursos profundos demanda un mayor conocimiento del subsuelo y complementarlo con ciencia de datos, así como comprender la geotecnia, permeabilidad y magnetismo de la zona a explorar.

Ver también:  María Julia Aybar: «Perú cuenta con reservas de minerales y gas que son clave para la transición energética»

“La exploración minera del futuro estaría dada por nuevos objetivos y fuentes, más datos y más rápidos, nuevas herramientas y sensores, integración de geociencia y ciencia de datos y la eficiencia de exploración mejorada para descubrimientos de calidad”, indicó.

Finalmente, agregó que la exploración futurística deberá combinar los conocimientos tradicionales con los datos e información de calidad para definir la prospectividad, contar con personal experto y capacitado para trabajar en equipo, y reducir la huella ambiental.

Fuente: IIMP