cerró un préstamo a siete años por US$ 330 millones de y para refinanciar deuda, según una fuente cercana al acuerdo, informó LatinFinance. Samay I, una división de Kallpa, utilizará los ingresos para pagar un monto similar que obtuvo de HSBC, MUFG y en el 2015 para financiar la construcción de la central termoeléctrica de .

Kallpa comenzó a operar en la planta de 708 MW en mayo del 2016 tras invertir US$ 400 millones.

La planta de funciona con diésel, pero también puede funcionar con gas natural. Tenía la intención de obtener gas natural del ahora cancelado Gasoducto Sur Peruano (GSP), antes de firmar un contrato de suministro con la compañía estatal de gas de Bolivia, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en julio.

Lee también:  Metro, Bonus y UNICEF entregan kits de prevención de la COVID-19 para niños de la Amazonía

La firma estadounidense de capital privado I Squared es propietaria de Kallpa. White & Case asesoró a Samay I sobre el financiamiento.

Fuente: Gestión