energia-solar-flotante

(Foto: Iberdrola)

El coste de la energía solar se ha reducido drásticamente en la última década, convirtiéndola en la fuente de electricidad más barata en gran parte del mundo. Está claro que eso puede significar energía más barata. Pero también significa que podemos instalar paneles en lugares que de otro modo serían demasiado caros y seguir produciendo energía de forma rentable.

Una de las opciones más interesantes es colocar los paneles sobre masas de agua artificiales, flotando o suspendidos de cables. Aunque es más cara que la instalación en tierra, resulta beneficiosa para todos: los paneles limitan la evaporación del agua y el agua enfría los paneles, lo que les permite funcionar con más eficacia en climas cálidos.

Ver también:  MINEM: Proyecto “Sol para Todos” implementará centrales fotovoltaicas en zonas alejadas de la Amazonía

El potencial de la energía solar flotante

Aunque el potencial de la energía solar flotante se ha examinado en varios lugares, un grupo de investigadores ha hecho ahora un análisis global y ha llegado a la conclusión de que es enorme.

Incluso si limitamos las instalaciones a una fracción de la superficie de los embalses existentes, los paneles flotantes podrían generar cerca de 10.000 Teravatios-hora al año, evitando al mismo tiempo que se evaporen más de 100 kilómetros cúbicos de agua.

El equipo internacional de investigadores del nuevo trabajo reconoce que no son ni mucho menos los primeros en estudiar el potencial de la energía solar flotante. Pero la mayoría de los análisis anteriores se limitaban a un solo país o a un solo sistema de embalses.

Ver también:  MINEM: Proyecto “Sol para Todos” implementará centrales fotovoltaicas en zonas alejadas de la Amazonía

El nuevo trabajo se distingue porque es global y utiliza un modelo actualizado de rendimiento fotovoltaico en distintas condiciones ambientales, desarrollado por el Sandia National Lab del Departamento de Energía de Estados Unidos.

El equipo también obtuvo datos sobre temperaturas, irradiación solar y velocidad del viento a lo largo de dos décadas de dos sistemas de satélites de observación de la Tierra diferentes

Fuente: IEEFA