Minería ilegal en cerro El Toro

(Foto: Andina)

Buscan ocupar cargos como dirigentes en Huamachuco para trabar los procesos sancionadores que la Gerencia Regional de Minas de La Libertad inició en su contra. Pastor evangélico, investigado por presuntos vínculos con la minería ilegal, encabeza lista como nueva autoridad comunal.

Al descubierto. Los mineros ilegales de Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión, buscan alcanzar cargos como dirigentes comunales con un objetivo: bloquear los Procesos Administrativos Sancionadores y Medidas Cautelares que ordenan el inmediato cierre de sus labores que han causado muertes y contaminación en los caseríos del Cerro El Toro.

La población advirtió que entre los que se ha identificado y ha dado rienda a sus planes está el pastor evangélico, Oswaldo Alva Polo, a quien la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos de La Libertad, a través de las resoluciones N.° 019-2020 GRLL-GGR/GREMH-RFAN y N.° 021-2020 GRLL-GGR/GREMH-RFAN, dispuso iniciar un proceso sancionador por presuntamente haber incurrido en una serie de infracciones a las normas ambientales. Además, la Dirección General de Formalización Minera del Ministerio de Energía y Minas, a través del informe N.° 327-2020-MINEM/DGFM-REINFO, lo excluyó del Reinfo y lo declaró minero ilegal.

El último sábado 9 de enero, en una asamblea realizada en el caserío de Shiracmaca, donde participaron personas, que en su mayoría no residen en este lugar, Polo Alva fue elegido como agente municipal del referido caserío. El pastor evangélico, sindicado como uno de los mayores mineros ilegales de la zona, habría convencido a los miembros de su iglesia a que voten por él. Y también a quienes trabajan en las labores ilegales, advirtieron los pobladores.

“No se puede aceptar la prepotencia del pastor Alva Polo”, manifestaron los pobladores que se dieron cuenta de la estrategia durante la asamblea. “Él enfrentó e insultó a las autoridades de Shiracmaca cuando se hizo la reunión para resolver el paro contra una minera. Dijo que nuestras autoridades habían vendido sus conciencias. Y le gritamos que se vaya, que no queríamos más conflictos. Ahora pretende ser autoridad para seguir con su actividad ilegal”, señalaron los asistentes con recelo por temor a las represalias.

Por otro lado, Alva Polo enfrenta según el expediente 543-2019, que lleva el juzgado respectivo, una investigación por el delito de homicidio por las muertes de Narciso Rondo Baca, Orlando Valderrama Victorio y ocho personas más en los socavones realizados por la minería ilegal. Esto podría inhabilitarlo para el cargo, según consta en los requisitos que exige la ley municipal vigente.

Nueva estrategia

Los mineros ilegales de Huamachuco han visto en peligro sus operaciones por las fiscalizaciones y ordenanzas decretadas por la Gerencia Regional de Minas. Y la intención es que no haya control alguno en el cerro El Toro. “Jorge Espejo, también investigado por minería ilegal, y Oswaldo Alva financiaron la paralización del mes pasado. Pero no pudieron doblegar a las autoridades que rechazaron sus propuestas y sus insultos. Ahora ellos quieren ser autoridades, quieren que la minería ilegal vuelva”, revelaron varios asistentes.

A ellos se suma, según los pobladores, Enemecio García, cuya familia se dedica a la minería ilegal a gran escala, fue nombrado agente municipal del caserío El Toro. Y hay que mencionar también que en los terrenos de su familia fueron encontrados niños trabajando junto a depósitos de cianuro al aire libre.

Fuente: La Industria