La recesión, la pérdida de empleos, otra pandemia y el proteccionismo son las principales preocupaciones

5 min read
efectos-coronavirus
(Foto: EFE)

La agonía económica y el descontento social aumentarán en los próximos 18 meses a menos que los líderes mundiales, las empresas y los responsables políticos trabajen conjuntamente para gestionar las consecuencias de la pandemia. A medida que las economías se reactiven, existe la oportunidad de incorporar una mayor igualdad social y sostenibilidad en la recuperación, lo que abriría a una nueva era de prosperidad. Estos son los hallazgos de Perspectivas de riesgos del : Un mapeo preliminar y sus implicaciones, publicado hoy.

El informe, producido en conjunto con y , analiza las opiniones de casi 350 profesionales de riesgos de alto rango a quienes se les pidió que evaluaran los próximos 18 meses y clasificaran sus mayores preocupaciones en términos de probabilidad e impacto para el mundo y para los negocios. Las consecuencias económicas inmediatas del COVID‑19 dominan las percepciones de riesgos de las empresas. Estas van desde una recesión prolongada hasta el debilitamiento de la posición de las principales economías, restricciones más estrictas sobre el movimiento transfronterizo de bienes y personas, y el colapso de un importante mercado emergente.

Al examinar las interconexiones existentes entre los riesgos, el informe también insta a los líderes a actuar ahora contra una avalancha de futuros impactos sistémicos como son la crisis climática, turbulencias geopolíticas, una creciente desigualdad, tensiones en la salud mental de las personas, brechas en la gobernanza tecnológica y sistemas de salud bajo presión continua.

Estos riesgos a más largo plazo tendrán implicaciones serias y de gran alcance para las sociedades, el medio ambiente y la gobernanza de tecnologías innovadoras. El informe, refuerza los llamados de atención ya realizados en el Informe de Riesgos Globales 2020, donde, una comunidad de partes interesadas calificó los riesgos ambientales como uno de los cinco principales riesgos globales para la próxima década, y también advirtió sobre el estrés extraordinario que sufrirían los sistemas de salud.

La última actualización proporciona un panorama preliminar de los riesgos conocidos, que pueden verse amplificados por la crisis, y otros nuevos que pueden surgir. Dos tercios de los encuestados identificaron a la “recesión mundial prolongada” como una de las principales preocupaciones de las empresasLa mitad identificó a las quiebras y la consolidación de la industria, el fracaso de las industrias para recuperarse y una interrupción de las cadenas de suministro como preocupaciones cruciales.

Con la digitalización acelerada de la economía en medio de la pandemia, los ataques cibernéticos y el fraude de datos también son amenazas importantes, según la mitad de los encuestados, mientras que el colapso de la infraestructura y las redes de IT también son una gran preocupación. Las turbulencias geopolíticas y las mayores restricciones sobre el movimiento de personas y bienes ocupan un lugar destacado en la lista de preocupaciones. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.