estado de emergencia por Las Bambas

Tras 30 días de iniciado el estado de emergencia, el Ejecutivo decidió ampliar esta medida en dos distritos de la provincia de Cotabambas. El pasado martes, representantes de las comunidades se reunieron con el Gobierno sin llegar a ningún acuerdo.

El Poder Ejecutivo, mediante decreto supremo publicado hoy en el Diario Oficial El Peruano, decidió ampliar por 60 días el estado de emergencia en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui, en la provincia de Cotabambas, Apurímac. Como se sabe, dicha medida excepcional fue decretada desde el pasado 27 de abril como respuesta a la toma de los terrenos de la minera MGM Las Bambas por 6 comunidades campesinas.

“Prorrogar el Estado de Emergencia por el término de sesenta (60) días calendario, a partir del 28 de mayo de 2022, declarado en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui, provincia de Cotabambas, departamento de Apurímac. La Policía Nacional del Perú mantiene el control del orden interno, con el apoyo de las Fuerzas Armadas”, señala el decreto del Gobierno.

En ese sentido, en ambos distritos de Cotabambas continuarán suspendidos derechos constitucionales relativos a libertades individuales.

“Durante la prórroga del Estado de Emergencia a que se refiere el artículo precedente y en la circunscripción señalada, quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la inviolabilidad de domicilio, libertad de tránsito en el territorio nacional, libertad de reunión y libertad y seguridad personales, comprendidos en los incisos 9), 11), 12) y 24) literal f) del artículo 2 de la Constitución Política del Perú”, señala el decreto.

Sin acuerdos

El pasado 14 de abril, miembros de las comunidades de Fuerabamba y Huancuire, que pertenecen a los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui, ingresaron a los terrenos de la minera MGM Las Bambas como medida de protesta por supuestos acuerdos incumplidos por parte de la empresa. Ante ello, la minera suspendió sus operaciones 6 días después, las cuales se mantienen paralizadas hasta la fecha.

Desde entonces, se han tratado de establecer diversas mesas de diálogo para llegar a un acuerdo y reanudar las actividades mineras. Sin embargo, dichos intentos han sido infructuosos.

El pasado 19 de mayo, el premier Aníbal Torres llegó a la comunidad de Pumamarca, en la provincia de Cotabambas, para reunirse con los dirigentes de las comunidades. En dicha cita propuso el levantamiento del estado de emergencia si los comuneros dejaban de lado su medida de fuerza. Al no lograr consenso, decidió abandonar el local de la reunión.

El pasado martes, los representantes de las comunidades de Fuerabamba, Huancuire, Pumamarca, Choaquere, Chila y Chuicuni se reunieron con el presidente de la República, Pedro Castillo, para explicarle sus demandas, pero tampoco se logró llegar a un acuerdo.

“El presidente escuchó las demandas de las seis comunidades y lanzó su propuesta, que no fue aceptada por estas”, dijo a Efe el asesor legal de la comunidad campesina de Huancuire, Alexander Anglas, tras la reunión.

Al día siguiente, los dirigentes se reunieron con representantes de la empresa MGM y dos ministros de Estado en la Presidencia del Consejo de Ministros. Al término de la reunión, no se dio a conocer ningún acuerdo.

Las actividades mineras en Las Bambas representan el 2% de la producción mundial de cobre y, con su paralización, diariamente el Estado peruano pierde 5 millones de soles por concepto de regalías e impuesto a la renta.

Fuente: RPP