Los-Bronces_Chile

Las mineras japonesas consideran que el aumento de los impuestos en Chile podría disuadirles de invertir en nuevas minas en el primer productor mundial de cobre, pero no les llevaría a abandonar los proyectos existentes, afirmó el lunes el director de un organismo del sector.

El creciente nacionalismo en los países ricos en recursos es un desafío adicional para las mineras en su búsqueda de los minerales necesarios para la transición energética, en medio de un aumento de los costos, normas ambientales más estrictas y la presión de los inversores para descarbonizar.

En mayo, los legisladores chilenos aprobaron definitivamente una esperada reforma de la fiscalidad del sector minero, que aumenta los impuestos y cánones que los grandes productores de cobre y litio deben pagar al Estado.

Ver también:  Víctor Gobitz: Perú tiene madurez en la industria del cobre

“El aumento de los impuestos no provocará la retirada de las minas existentes, pero puede tener un impacto en los nuevos proyectos de desarrollo”, dijo a Reuters Akira Nozaki, presidente de la Asociación de la Industria Minera de Japón, en una entrevista.

“Obviamente, la rentabilidad disminuirá debido al aumento de los impuestos, lo que dificultará cada vez más el desarrollo de nuevas explotaciones mineras”, añadió.

Dos grandes mineras japonesas decidieron reducir su exposición a proyectos de cobre en Chile en los últimos años. JX Nippon Mining & Metals planea vender una participación mayoritaria en la mina Caserones y Sumitomo Metal Mining se desprendió de su participación en la mina Sierra Gorda el año pasado.

Ver también:  El cobre alcanza máximos de 14 meses, apoyado por fondos que siguen la tendencia

Aun así, Nozaki, que también es presidente de Sumitomo Metal, afirmó que las mineras japonesas podrían realizar nuevas inversiones importantes en proyectos de cobre, aprovechando su experiencia en proyectos anteriores.

En abril, los países del Grupo de los Siete (G7) prometieron 13.000 millones de dólares de apoyo fiscal para reforzar las cadenas de suministro de minerales críticos. Japón ya ha conseguido un presupuesto suplementario de más de 200.000 millones de yenes (1.400 millones de dólares) para minerales clave.

“Acogemos con satisfacción su acuerdo y la reciente adopción por parte del gobierno japonés de diversas medidas para reforzar las cadenas de suministro de minerales críticos que son esenciales para hacer realidad una sociedad verde”, declaró Nozaki. “Utilizaremos los fondos para avanzar hacia la neutralidad de carbono y garantizar un suministro estable de recursos”.

Ver también:  Con nuevo directorio, Buenaventura apunta a tener papel protagónico en producción de cobre

El sector también tiene puestas grandes esperanzas en la última acción de la Organización Japonesa para la Seguridad de los Metales y la Energía (JOGMEC) y en la aceleración de la diplomacia de recursos del gobierno japonés, afirmó Nozaki.

La JOGMEC declaró el mes pasado que ha seleccionado 24 países en función del potencial de suministro de recursos y combustibles a Japón, y que analizará las características y circunstancias de cada país rico en recursos y trabajará en enfoques diplomáticos.

En el caso de los minerales, el análisis se centrará en el cobre, el litio, el níquel, el cobalto y las tierras raras, esenciales para la descarbonización, añadió.

Fuente: Reuters