Premios PA2021

Sociedad Minera El Brocal

La minería metálica tiene un peso de 12% en la economía peruana, y este año es uno de los ejes de recuperación en el PBI, debido a la mayor producción en los primeros meses del año y los altos precios de los minerales. Además, ello impulsa una mayor generación de recursos en el Estado, a través de la recaudación.

La continuidad de los proyectos es clave, ya que como señalamos en la víspera hay cuatro proyectos que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) pone en la mira para que inicie en el 2022 y otras que arranquen en dicho año, según las estimaciones en el Marco Macroeconómico Multianual 2022-2025.

Ante ello, hay temas de preocupación de las empresas mineras sobre la agenda pendiente para impulsar al sector minero, que se han plasmado en la Mesa Ejecutivo Minero Energética, que se retomó el viernes, dado a conocer al MEF y al Ministerio de Energía y Minas (Minem), en la presencia de los dos titulares de las carteras.

En la agenda se han puesto nueve puntos como parte de la preocupación de las empresas mineras, comenta Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Instrumentos de gestión ambiental

El primer punto que se expuso en la sesión ha sido la modificación al proyecto de Reglamento de Protección y Gestión Ambiental en Minería, del Decreto Supremo 040-2014-EM, que ha sido pre publicado.

El punto sensible es almacenamiento de los concentrados, ante ello el gremio empresarial expuso que este punto debería ser propuesto por el titular minero, considerando que cada proyecto tiene sus propias particularidades, siempre que se cumpla con la finalidad de proteger al ambiente.

Remarcan que, en situaciones de emergencia que generen un riesgo al medio ambiente, la salud o la operación minera, el titular minero pueda ejecutar medidas inmediatas de contingencia no previstas o distintas a las establecidas en el instrumento de gestión ambiental.

De otro lado, segundo punto, es el incremento de la capacidad de procesamiento en plantas de beneficio de 5% a 10%, este es un tema que se viene debatiendo en los meses anteriores.

Actualmente las empresas mineras tienen la autorización para operar a una determinada capacidad de tratamiento de mineral, con un margen adicional para elevar hasta en un 5% promedio anual sobre dicha capacidad, pero ahora buscan que dicho margen sea de 10%.

Esta es una medida que se planteo el año pasado como una forma de recuperar el periodo de producción que había sido paralizado el año pasado, debido a la pandemia.

El tercero tema en agenda es el ITS, o Informe Técnico Sustentatorio, se trata de un Instrumento de Gestión Ambiental. Lo que han puesto en la mesa es la precisión en los alcances que tiene la norma (Resolución Ministerial 120-2014-MEM/DM, que la regula)

Lo que buscan es la posibilidad de ampliar o modificar cronogramas de los instrumentos de gestión ambiental vía ITS, en la explotación, tal como se ha regulado para la exploración.

Esperan que los ITS pueden involucrar cuerpos de agua ya considerados en el estudio ambiental, cuando no se requiera un mayor volumen de captación o vertimiento de efluentes.

Consulta Previa en exploración

Pablo de la Flor comenta que el tema de la Consulta Previa debería tener un tratamiento distinto en exploración y en explotación, dado que el primer caso solo se realiza una evaluación de la zona, lo que no implica la extracción de recursos.

En este punto, la SNMPE sostiene que, sobre la base del Convenio 169 de la OIT, se pueda revisar el momento más adecuado para realizar la Consulta Previa.

Asimismo, evaluar la figura del “Acuerdo Previo Reforzado” como alternativa a la consulta en exploraciones, según lo recomendado por la Comisión para el Desarrollo Minero Sostenible.

Certificación ambiental con más plazo

El quinto punto en la agenda es la prórroga del plazo de vigencia de la Certificación Ambiental hasta por cinco años más.

“Se considera que los proyectos de inversión pueden ser suspendidos o sufrir demoras por distintas razones, tales como situaciones de caso fortuito o de fuerza mayor”, sostiene.

Actualmente la vigencia de la certificación ambiental es por cinco años, luego de ello la empresa que no ha desarrollado el proyecto nuevamente tiene que realizar una nueva certificación ambiental.

Cierre de minas

Sobre las normas para el cierre de minas, cuya norma fue emitida por el Congreso pasado, Pablo de la Flor comenta que las exigencias son bastante altas que exige una revisión de los costos financieros que ello implica.

Sostiene que la preocupación ambiental existe, pero que para la regulación de dicho procedimiento sea precisado en su reglamentación, el mismo que pueda ser trabajado con el Minem, OEFA y el Osinergmin para el trámite de la emisión del certificado de cierre final, ya que este procedimiento no está regulado.

Aprobación del EIA

Uno de los temas que plantea la SNMPE es la aprobación del EIA tenga mejoras para ser más efectivo el proceso de certificación ambiental.

“Por ejemplo, regular las etapas, plazos y la naturaleza de las observaciones de la figura del acompañamiento previo a cargo del SENACE, de forma que esta figura pueda cumplir con su objeto que es el de disminuir los tiempos que se emplean durante la etapa de evaluación de la certificación ambiental”, detallan.

Este es un proceso similar al control concurrente que sigue la Contraloría a la ejecución de los proyectos, hay un acompañamiento en todo el proceso.

De la misma manera, el gremio empresarial sostiene que se debe revisar los Términos de Referencia (TDR) para la elaboración de los estudios ambientales que actualmente terminan siendo “enciclopédicos”, e innecesariamente amplios.

Asimismo, mencionan que se debería agrupar las observaciones en la participación ciudadana que recaigan sobre un mismo aspecto, siendo atendidas de forma integral.

Reorganización de concesiones

Los dos temas finales proponen es la regulación de un procedimiento único integrado para la reorganización de concesiones mineras.

“Cuando se requiere la reorganización de concesiones mineras, se exige tramitar múltiples procedimientos de manera consecutiva. Lo anterior extiende innecesariamente el tiempo que un titular emplea para la reorganización de sus concesiones”, indica la SNMPE.

De otro lado, en el tema laboral, el gremio plantea el retorno al trabajo de manera presencial para las personas vacunadas.

“Emitir directrices que posibiliten el retorno a labores presenciales del personal de riesgo ya vacunado, cuya naturaleza del trabajo exige que este deba ser ejecutado de manera presencial”, detallan.

Fuente: Gestión