GLP en Perú

De acuerdo con la aplicación Facilito, que muestra el precio del balón de gas en distintos puntos de ventas, el valor más alto que se paga hoy en Lima es S/ 61 por cada balón en Lima. No es el más caro del país, ya que en Magentoni (Cusco) – zona productora de gas natural- se paga S/ 69.50 o en Maynas (Loreto), en S/ 64.

Ahora, está en la mesa la propuesta del Ministerio de Energía y Minas de aplicar el Fondo de Estabilización de Combustibles (FEC) al Gas Licuado de Petróleo (GLP), para reducir hasta en S/ 11 el balón del gas domiciliario .

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, ha señalado que la propuesta permitiría llevar el precio del balón de gas hasta los S/ 39 o S/ 40, solo a la espera del visto bueno del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Hasta el momento el MEF no se ha pronunciado, por lo que se prepara la discusión en el Consejo de Ministros. Lo que se conoce es que habría una preocupación por el monto que implicaría este desembolso.

Un fondo sin efecto

Carlos Herrera Descalzi, exministro de Energía y Minas, comenta que uno de los problemas fundamentales es que el efecto del FEC se diluya en la cadena de comercialización, dado que solo se tendría este beneficio se traslada a los valores en planta.

“Hay muchos comercializadores que indican que aún tienen stock, por lo que el beneficio no se traslada de manera inmediata, y es posible que sea cierto, por lo que se tendría que esperar que ello ocurra”, expresó.

Sostiene que ahí podría existir algún medida o incentivo para el traslado inmediato.

Lee también:  Pedro Gamio: “El gas natural puede llegar a un millón de peruanos al año”

Aurelio Ochoa Alencastre, especialista en energía y minería, sostiene que la Ley General de Hidrocarburos es clara al señalar el precio no está regulado para los comercializadores de GLP.

Esa preocupación hace que el precio no necesariamente descienda entre los S/ 10 y S/ 11, sino que se mantenga en los valores actuales o que se tenga un efecto mínimo.

¿Qué hacer entonces? Surgen al respecto algunas ideas que se tienen en la mesa, para enfrentar el problema en un corto y largo plazo.

Vale de descuento al GLP

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) tiene otras alternativas que ya viene implementando ante los altos precios del balón de gas doméstico (GLP), como el Vale de Descuento en el GLP, un programa que otorga mensualmente a las familias más vulnerables un vale de S/ 20, para que puedan adquirir un balón de gas de hasta 10 kg.

Hasta julio de 2021, el promedio de hogares atendidos con el programa era de 780 mil en 1,835 distritos a nivel nacional.

Este vale de descuento proviene del FISE (Fondo de Inclusión Social Energético), cuyos recursos no provienen del Tesoro Público, sino que son recaudados mediante tasas aplicadas a los grandes consumidores de electricidad, el servicio de transporte de gas natural (Camisea) y la producción e importación de combustibles.

Aurelio Ochoa Alencastre, detalla que el Gobierno podría fortalecer esta iniciativa que ya se aplica desde el 2012 y direccionar el beneficio por el incremento del GLP a un nuevo grupo de hogares vulnerables, por ejemplo, duplicar su alcance de beneficiario e incluso eventualmente elevar el monto de descuento a S/ 25 por balón de gas.

Lee también:  Reorientar el canon para masificar el gas

“Un subsidio directo al GLP que se aplica con el FEC, no solo llega a los hogares más necesitados, sino a negocios y hogares que no necesitan aún de este beneficio”, expresó.

Comenta que los recursos adicionales podrían provenir del Tesoro Público, y sería un efecto fiscal menor al que se tendría con FEC.

“En los años que se ha aplicado el FEC al GLP se ha gastado más de S/ 2,000 millones”, expresó.

Considera que la medida podría ser gradual y temporal, pero además focalizado a los hogares más necesitados.

Masificación del Gas Natural

Carlos Herrera Descalzi considera que el problema se debe enfrentar de manera más estructural, para ello sostiene que una de las medidas es la masificación del gas natural.

Considera que, si bien el FISE ayuda a las familias más vulnerables, incentiva más el uso del GLP, en detrimento del gas natural que se tiene en el país, que resulta más eficiente.

El extitular del Minem considera que, el uso de las regalías debería emplearse como parte de una masificación nacional del gas natural.

“Muchos de los recursos por las regalías terminan en las regiones sin hacerse un uso eficiente, algunos incluso en temas de corrupción”, mencionó.

Aurelio Ochoa comenta que en Colombia el 78% de los hogares ya tienen conexiones de gas domiciliaria, en tanto en el Perú, con más gas natural que el vecino país, la penetración es menor.

En Lima hay 1,098,019 usuarios de gas natural entre residenciales y comerciales, según la data de Cálidda a marzo de este año.

Una familia que destina a la compra de un balón de gas los S/40 o hasta S/60 ahora, con el gas natural domiciliario desembolsaría un promedio de S/ 10 al mes.

Lee también:  El gas es más buscado que el oro: la geopolítica detrás de la crisis energética

Impacto cambiario y alza del GLP

En los últimos días el precio del petróleo enfrentó una ligera caída, luego de llegar a los US$ 70 por barril, pero las expectativas – según detalla Herrara Descalzi- es que el precio pueda llegar a los US$ 80 hacia fines de año.

Este impacto en el alza de los combustibles haría que el precio del GLP se eleve en los próximos meses, lo que impactaría de manera negativa.

Otro de los problemas que resalta, es que el GLP es importado, por lo que está sujeto a la volatilidad cambiaria. En lo que va del año ya hay un efecto de 13% sobre el precio, por la depreciación del sol.

“Se tiene que dar la estabilidad cambiaria, y ello tiene un componente interno también”, dijo,

Más almacenamiento del GLP, ¿y el ducto?

Otro de los problemas que enfrenta el GLP, es el tema del almacenamiento, que debido al oleaje que se reportó hace unas semanas atrás, se evidenció este problema.

Aurelio Ochoa recuerda que Petroperú tenía un proyecto para la construcción de tres tanques de almacenamiento de GLP en el Fundo Oquendo (Callao), pero el proyecto fue archivado, ya que dicho espacio se destinaría para el almacenamiento de contenedores, una iniciativa del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Otro de los proyectos que no prosperó es la construcción del ducto de GLP desde Pisco a Lima, en el que habría más interés por mantener el mecanismo de traslado actual mediante las embarcaciones de Pisco al Callao.

Fuente: Gestión