Lote 67 - Selva

El Lote 67, ubicado en Loreto, reinició sus operaciones, tras un año de paralización como consecuencia de los bajos precios del petróleo y pandemia originada por el COVID-19, impulsando la producción petrolera de la selva norte del país, que en los últimos días alcanzó un pico de 17,500 BBL (barriles de petróleo).

Este reinicio de producción del Lote 67, operado por PERENCO, es de gran importancia porque la producción petrolera de la selva norte, a la fecha, solo se sustentaba en las operaciones del Lote 95 (PETROTAL), ya que los Lotes 192 y 8 no están operando. PERUPETRO viene articulando y coordinando con las entidades correspondientes, las acciones necesarias para que en un corto plazo se reactive la producción de los Lotes 192 y 8.

La producción promedio de petróleo del Lote 95 en el mes de marzo alcanzó los 7,100 BDP (barriles diarios de petróleo), pero se espera que en el mes de abril se registre un incremento de dicha producción debido al inicio de la perforación del pozo Bretaña Norte 7D.

Lee también:  Producción de petróleo aumenta en mayo, gas natural tiene ligera caída

Este pozo forma parte de la campaña de perforación de 4 pozos de desarrollo que PETROTAL, tiene previsto realizar este año para incrementar la producción a más de 11,000 BDP.

“El reinicio de operaciones del Lote 67 y la nueva perforación en el Lote 95 son noticias importantes para Loreto, ya que buena parte de los ingresos de esta región provienen del canon petrolero, y demuestra que, a pesar de la pandemia, las empresas están comprometidas con seguir impulsando inversiones en el país, indicó PERUPETRO.

Dichas actividades impulsarán la economía y desarrollo de la región, que en estos momentos necesita recursos para hacer frente a la pandemia, así como atender las necesidades básicas de la población.

Además, se vienen aplicando estrictos protocolos de bioseguridad para proteger a los trabajadores y a las comunidades ubicadas en la zona de influencia.

Lee también:  Producción de gas en mayo tuvo su mayor contracción en 11 años

PERUPETRO destacó que el diálogo y consenso con las comunidades aledañas es primordial para generar un entorno favorable que permita continuar con el desarrollo de los proyectos en la selva norte del país.