LUIS RIVERA - VP Ejecutivo - Gold Fields Las Américas

Los hallazgos que encontramos en un estudio realizado hace unos años por el Instituto de Ingenieros de Minas del () y Gerens sobre las competencias que demandan las empresas mineras y la oferta de ingenieros que ofrece el mercado se mantienen, sostuvo , expresidente del , durante su presentación en el conversatorio organizado por el Capítulo de Ingeniería de Minas del Consejo Departamental de Lima-Colegio de Ingenieros del con motivo de la Semana de la Ingeniería de Minas 2021.

El estudio referido por Rivera es “Brecha entre Oferta y Demanda de Ingenieros de Minas, Ingenieros Metalúrgicos e Ingenieros ” que presentó el análisis más detallado del mercado laboral para las tres carreras mencionadas a la fecha. ”Los hallazgos son muy válidos y con la pandemia no han cambiado”, precisó el también vicepresidente ejecutivo para las Américas de .

El estudio encontró en ese momento que en el mercado habían unos 6000 estudiantes de Ingeniería de Minas, unos 3400 de Ingeniería Geológica y unos 3000 de Ingeniería Metalúrgica; pero al contrastar con los puestos de trabajo que se ofrecían en el mercado detectó que había un número similar en el caso de Ingeniería de Minas; pero la mitad para y .

Lee también:  Conozca a las mineras que dan soporte para primer traslado de vacunas al Perú (Exclusivo)

Entonces, dijo, que desde el punto de las estadísticas había ya un diferencial entre la cantidad de estudiantes de las tres carreras y la cantidad de puestos disponibles para esas carreras. Asimismo en el balance de la oferta y la demanda se encontró que había un exceso entre 5% y 10% de estudiantes.

Afirmó que en las encuestas realizadas a las empresas se encontró que sólo el 10% de estudiantes, en el caso de Ingeniería de Minas, que se presentaban en los procesos de selección satisfacían la demanda en términos de competencia, de conocimientos de lo que la empresa requería. “Sólo 1 de 10 estudiantes reunía las condiciones de lo que las empresas necesitaban”. Esa situación me parece que no ha variado hasta hoy, manifestó.

Lee también:  Los grandes proyectos mineros: una visión más allá de 2022

Al preguntar a las empresas qué déficit veían respondían: conocimientos. En el caso de Ingeniería de Minas, afirmó Rivera, adolecían de conocimientos geológicos, geoestadística, gestión ambiental. “Se trata en este caso de las denominadas habilidades duras”, además del idioma inglés.

Rivera destacó que la riqueza de un país minero está en función de su potencial geológico; pero ese potencial sólo se puede ser capturado a través de recursos minerales. El mineral que se encuentra en los depósitos hay que transformarlos en recursos y reservas; pero para hacer eso se necesita procesos de exploración, de metalurgia y de su colocación el mineral en el mercado.

“Toda esa transformación tiene que ser firmada por una persona competente”; sin embargo reveló que hoy en el esa persona competente aún no es certificada por ninguna institución. De allí que las empresas tienen que recurrir a entidades del extranjero (Australia, Canadá o países europeos) para cumplir ese objetivo.

Lee también:  Minem apoyará proyectos mineros

Además relevó la importancia de la solvencia en Gestión ambiental. “Es fundamental para el éxito de una empresa, ya que un incidente ambiental puede paralizar un negocio”. Añadió que para países latinoamericanos es relevante la gestión social; ya que hay el riesgo de que el Ingeniero de Minas afrontar la presentación de un estudio de impacto ambiental en una comunidad sin entender la coyuntura donde se mueve, sin el entendimiento antropológico.

En cuanto a los temas actitudinales o blandos. El expresidente del precisó que si bien habrá mucho trabajo remoto, siempre habrá necesidad de estar en el terreno, en el manejo de los recursos y allí el Ingeniero de Minas tiene que ser una persona emprendedora, respetuosa. De manera que todas las aptitudes blandas tienen que ser fomentadas.

Fuente: IIMP