LUIS RIVERA - VP Ejecutivo - Gold Fields Las Américas

ProActivo | Luis Rivera, vicepresidente ejecutivo de Gold Fields Las Américas, explica sobre aspectos tecnológicos de la industria minera para producir, en un contexto global que demanda carbono neutralidad. Además, declara sobre la coyuntura que se vive en la minería de Perú.

En lo que concierne a la digitalización de la minería, el objetivo principal es reducir costos, riesgos y el impacto ambiental y en ese nuevo escenario, los equipos autónomos son protagonistas. Así lo aseguró Luis Rivera, vicepresidente ejecutivo de Gold Fields Las Américas.

“Esto permite una reducción de costos dramática. Cuanta menos gente tenga en la operación, las operaciones mineras podrán parar sus paredes, podrán tener rampas más angostas y los camiones van a poder ir más rápido. Cuando tengo un humano en el camión no se puede correr mucho, pero si el camión es un robot, voy a poder correr al triple de velocidad. Esto hará que los costos de producción bajen y se entra a un ciclo virtuoso”, explicó Rivera en declaraciones recogidas por ProActivo en el marco del encuentro denominado “Una nueva mirada a la Minería Digital”, organizado por la Cámara Peruano Chilena.

El vicepresidente ejecutivo de Gold Fields Las Américas señaló que las herramientas principales para tener equipos autónomos son digitalización y conectividad. “Pero todo debe ser muy seguro. Basta que haya dos segundos de retraso en mi comunicación para que dos camiones se choquen. El camino hacia la digitalización de la mina no tiene marcha atrás”, fundamentó.

Manifestó que en el nuevo escenario minero los yacimientos son pobres, “los de 3% de cobre que solíamos encontrar hace 20 años no existen más”.

“Hoy los yacimientos son profundos, de baja ley, con arsénico y cubiertos por glaciares. Sólo se podría acceder a ellos con bajos costos, lo cual se podrá lograr con una operación digitalizada, autónoma y moderna. No hay elección, ese es el futuro que nos queda”, adelantó.

Bloqueos

Con respecto al conflicto social en Las Bambas, Rivera lamentó lo que viene ocurriendo y enfatizó que esto le genera pérdidas económicas no solo a la empresa operadora, sino también a los pobladores y al país en general. Asimismo, hizo un llamado al Gobierno para intervenir.

“La detención de una mina es una pérdida para muchas personas, especialmente para el país. Con ello también pierden las poblaciones alrededor de las minas. Esto no está ligado a ninguna protesta social sino a bloqueos que se encuentran lejos de las operaciones mineras. En Las Bambas el bloqueo se encuentra a más de 150 km de las operaciones por una comunidad diferente a donde opera la mina. Existe una inacción completa de la autoridad. Donde prima el estado de Derecho debería la autoridad debería entrar inmediatamente”, dijo.

Consultado sobre si estas protestas son parte de un plan orquestado, respondió que prefiere pensar que no. “Creemos que es algo muy singular. Los bloqueos pueden ser atendidos de manera directa con presencia de las autoridades”, expresó.

Carbono neutro

Rivera señaló que para alcanzar el objetivo de reducir las emisiones de carbono será necesario unir esfuerzos por parte de las empresas mineras, el Gobierno y el sector académico. “Todo se logra con la colaboración entre empresas mineras. Sería iluso pensar que solo uno puede reducir el CO2 si el entorno no lo hace. Es necesaria una gran colaboración con el Estado, ahí hay un desafío tremendo en los países emergentes. Normalmente los Estados tienen políticas claras con respecto a las emisiones de carbono. También debe sumarse la academia. Tenemos que convocarla y aprovechar sus capacidades y darle recursos para que sean partícipes”, concluyó.