Corp. informó este martes que ha firmado un acuerdo de financiación de con Bench Walk Advisors para respaldar el reclamo de de la compañía contra la República del Perú en virtud del Tratado de Libre Comercio () -Perú del 2009.

El acuerdo incluye hasta US$ 4.1 millones para respaldar el y los costos relacionados. Todos los fondos que BWA adelantará no tienen aval y solo son reembolsables al completar una demanda exitosa donde se recuperan los fondos.

Como tal, el monto del financiamiento no se diluye a los actuales accionistas de Lupaka. Los términos precisos del acuerdo de financiación de son confidenciales, dijo la compañía canadiense en un comunicado.

La disputa de la compañía surge de ciertos actos y omisiones de la República del Perú en violación del y el derecho internacional relacionados con la inversión de la compañía en el proyecto de la mina de Invicta”, explicó Lupaka.

El proyecto de Invicta está ubicado en la provincia de Huaura, a unos 120 kilómetros al norte de Lima. En octubre del 2018, la Comunidad de Parán erigió un bloqueo ilegal que impedía el acceso de los asesores y el personal de la compañía al proyecto Invicta.

La compañía había comenzado sus envíos planificados desde la mina a plantas de procesamiento de terceros en el tercer trimestre del 2018, pero tuvo que suspender dichos envíos como resultado del bloqueo ilegal de Parán”, recordó la firma.

Sin acceso al sitio del proyecto Invicta, no pudo continuar extrayendo, enviando y procesando el material extraído. A pesar de las numerosas solicitudes de asistencia de la fuerza policial y de los funcionarios locales, estatales y federales del Gobierno peruano, la asistencia solicitada no se brindó y el bloqueo ilegal continuó.

Sin la capacidad de enviar y vender su producto, Lupaka no pudo pagar el préstamo adquirido para completar el desarrollo e  inicio de la producción comercial, el prestamista ejecutó la garantía del préstamo y Lupaka finalmente perdió el proyecto”, agregó.

El 12 de diciembre del 2019, Lupaka entregó al Ministro de Economía y Finanzas (MEF) del Perú una Notificación de Intención para Presentar una Reclamación de Arbitraje de conformidad con el .

La notificación de intención es necesaria para preservar los derechos de la compañía de iniciar un arbitraje en caso de que no se llegue a una resolución con el Gobierno peruano. La presentación de la notificación de intención inició un período de consulta de seis meses entre las partes durante el cual deben intentar resolver la disputa de manera amigable.

Las reuniones entre los representantes del Gobierno peruano, Lupaka y sus abogados de arbitraje, LALIVE, han tenido lugar durante este período de seis meses, pero no se ha presentado ninguna resolución. La compañía ahora está en condiciones de iniciar procedimientos de arbitraje internacional contra el Perú de conformidad con el TLC.

Fuente: Gestión