Víctor Valdiviezo (Marcobre)

ProActivo | Víctor Valdiviezo, gerente de planeamiento de minera Marcobre, destacó el uso de diferentes herramientas tecnológicas, como la analítica de datos, para la aplicación de un enfoque preventivo en la gestión de riesgos críticos en Mina Justa, ubicada en Ica.

El ingeniero mencionó que estas iniciativas han sido posibles debido al compromiso y la misión de la alta dirección de la empresa por hacer que el trabajo minero sea un ambiente libre de lesiones.

“Somos fieles creyentes y convencidos de que el cero es posible, pero requiere mucha disciplina, mucha pasión, mucho liderazgo y sobre todo un compromiso genuino de que el principal valor dentro de una operación minera siempre va a ser la seguridad”, sostuvo Valdiviezo, en declaraciones recogidas por ProActivo.

Analítica y gestión inteligente de la fatiga durante operaciones

La primera iniciativa presentada por el especialista se refiere a la evaluación de la fatiga de los  trabajadores. El ejecutivo de Marcobre señala que, para gestionar este factor laboral, la compañía dispuso utilizar dos sistemas que se complementen: uno preventivo-predictivo y otro reactivo.

El primero tiene que ver con el monitoreo de la calidad y la cantidad de descanso que tienen los colaboradores, medición que se realiza a través de unas smartbands colocadas en sus muñecas. Según explicó Valdiviezo, esta información es recopilada por iPads ubicados en diferentes lugares de la mina, arrojando así una primera lectura.

Este reporte, denominado Ready Score, arroja información acerca del nivel de alerta de un trabajador, cuyo valor óptimo mínimo es de 70. El ingeniero indica que, si este número está por debajo de lo mínimo aceptable, la empresa decide comunicar al colaborador que no está en condiciones de laborar.

Ver también:  Southern Perú invertiría US$ 10,000 millones en refinería tras activarse Tía María

Para complementar este monitoreo, se interactúa con los demás colaboradores, supervisores y con el área médica, a fin de hallar la razón por la que no se tuvo un descanso apropiado. “A través de este análisis utilizando analítica avanzada, hemos analizado más de 200,000 horas de trabajo en Marcobre, hemos podido determinar la eficiencia de este sistema preventivo”, precisó Valdiviezo.

Este sistema se complementa con uno de corte reactivo denominado DCS, el cual está instalado en los camiones y en todas las unidades de transporte de sustancias peligrosas en la operación. Esta herramienta que monitorea en tiempo real a los colaboradores dentro de las cabinas de los vehículos, es capaz de hacer vibrar el asiento y emitir una alerta auditiva, haciendo reaccionar al trabajador.

El ingeniero manifestó que, adicional a estas dos iniciativas complementarias entre sí, se implementó un monitoreo durante las 24 horas de los 7 días de la semana, utilizando un asistente controlador de fatiga que permite anticiparse “a la posible ocurrencia de un evento de micro sueño”.

Valdiviezo mencionó que, tras recopilar los datos de monitoreo de las smartbands y de las cabinas en los vehículos, pudieron comprobar que aquellas personas con mejores niveles de descanso y de alerta, tienen 8 veces menos probabilidades de registrar un evento de micro sueño.

Ver también:  Proyecto minero Los Calatos usará agua desalinizada

Gestión preventiva en voladuras con geolocalizador

De otro lado, Víctor Valdiviezo aseguró que Marcobre es la primera empresa a nivel mundial en la implementación de un sistema denominado Justracker. Se trata de un geolocalizador similar a un portafotocheck que permite conocer en tiempo real la ubicación de los trabajadores durante un proceso de voladura, otro de los riesgos críticos asociado a eventos fatales.

Según explicó el ingeniero, este sistema funciona en base a una nueva tecnología de una amplia cobertura, bajo consumo de energía y una carga que da hasta 10 días de autonomía. Además, esta geolocalización se monitorea desde el centro de control integrado de Mina Justa, asegurando que todo el personal de campo tenga encendido el dispositivo.

El gerente de planeamiento de Marcobre explicó que los supervisores de voladura llevan tablets que les permite visualizar en tiempo real la ubicación de los colaboradores. Esto permite realizar una mejor evacuación de las personas que se encuentran en el radio de influencia de una voladura, ya sea en terrenos de alta o baja congestión.

La implementación de este sistema de tracking en el proyecto Justa ha generado un extra de casi medio millón de toneladas de material minado, lo que representa cerca de USD 500,000 de beneficio para la operación.

Implementación de sistema anticolisión en zonas tangibles

De otro lado, el especialista mencionó que otro de los factores de riesgo crítico abordados por Marcobre es la afectación de equipos de gran magnitud en labores de volcadura. Agregó que, para reducir y evitar este tipo de incidentes, elaboraron un sistema anticolisión que reduce a solo 2 las zonas de carga y limpieza de piso de pala.

Ver también:  Petroperú quiebra y abandonará edificio principal de San Isidro

Valdiviezo detalla que, en lugar de operar con zona roja, zona ámbar y zona verde, implementaron solo las zonas roja y verde, reduciendo los eventos fatales de camión-pala y tractor-pala. Esto luego de haber identificado, a través de radares y el sistema LIDAR, que la existencia de una zona ámbar deja abierta la posibilidad para que el trabajador se confíe y tome una mala decisión, estando en el límite con la zona roja.

Esto ha permitido que los colaboradores que estén en la zona verde tengan la tranquilidad de que están realizando sus labores sin exponerse a la línea de fuego.

El ingeniero señaló también que este sistema anticolisión ha sido cargado en un simulador, donde los operadores entrenan las maniobras de cuadrado, de limpieza de piso de pala, anticipándose así a eventuales fatalidades a través de la corrección de las desviaciones de los trabajadores entre las zonas verde y roja.

Finalmente, Víctor Valdiviezo sostuvo que, con el uso de la tecnología para estas herramientas de gestión de riesgos, Marcobre busca anticiparse a no tener lecturas negativas en el sistema, apuntando además a lograr cero eventos de microsueños, cero eventos fatales en volcaduras y de interacción en zonas tangibles.