trabajo remoto

Luego del levantamiento de la cuarentena, el se ha mantenido como una medida para seguir protegiendo la salud de los trabajadores; no obstante, muchas de estas organizaciones vienen determinando esta modalidad como una nueva forma de trabajo permanente. De acuerdo al Estudio sobre Retorno Laboral y la Nueva Normalidad, elaborado por , se ha identificado que el 64% de las empresas que aplicarán el , lo hará al menos 3 días a la semana como una nueva práctica laboral continua.

Durante la inmovilización social obligatoria, se identificó que el 92% de empresas había aplicado el . Ahora bien, con la nueva normalidad, establecer el trabajo remoto como una práctica sostenible también estará sujeta a la factibilidad de que la labor pueda ser ejecutada bajo esa modalidad. De acuerdo a este último estudio, solo el 3% de las empresas que aplicará esta nueva modalidad, lo implementará para el total de sus . En el caso de las áreas que podrán trabajar de manera remota son principalmente el administrativo (93%), ventas (29%) y atención al cliente (22%).

Lee también:  La era de las Apps en los recursos humanos

Medidas y facilidades para el trabajo remoto

“Ante este nuevo contexto, las empresas han tenido que adaptar sus rutinas a la gestión de equipos remotos, implementando herramientas para el trabajo colaborativo. De acuerdo a los resultados de esta encuesta, hemos identificado que estos procesos de adaptación y mejora se enmarcan principalmente en garantizar la continuidad de las operaciones”, indicó Akio Murakami, gerente central de salud y beneficios de .

En esa línea, se determina que el 65% de empresas ha tenido que implementar nuevas herramientas para facilitar la dinámica y coordinación del trabajo, mientras que el 19% ha aplicado herramientas para la medición de la productividad. De igual manera, el 86% de las organizaciones ha hecho entrega de equipos de cómputo, mientras que el 12% ha subvencionado los gastos de internet.

Lee también:  Mindset disruptivo: ¿Adaptarse o morir?

Por su parte, además de buscar salvaguardar la continuidad del negocio, la salud física, relacionada a la probabilidad o realidad de contagio, viene siendo también una prioridad actual de las empresas con respecto a sus equipos. Más del 70% mantiene una cercanía con sus trabajadores a través de charlas virtuales y seguimiento proactivo sobre el estado de salud de trabajadores contagiados. Asimismo, más del 30% viene implementando programas personalizados de nutrición y/o actividades físicas online.

La ergonomía como oportunidad de mejora

De acuerdo a un estudio realizado por sobre Trabajo Remoto, se identificó que casi el 70% de personas tuvo algún tipo de malestar musculo-esquelética durante el trabajo remoto, por lo cual este tema es una oportunidad de mejora para las empresas.

“Esta nueva normalidad se presenta como un reto constante para adaptarnos en el ámbito laboral y personal. Hoy en día las empresas deben apuntar no sólo a garantizar o mantener un nivel de productividad adecuado para proteger la continuidad del negocio, sino a crear las mejores condiciones de trabajo remoto que le permita a cada colaborador desempeñarse sin limitaciones y sin poner en riesgo su salud, la cual va más allá del propio contagio de ”, finalizó Akio Murakami.