Masificación del gas natural no se detiene

7 min read
banner-impactos-tributarios-financieros-nueva-normalidad
Es necesario multiplicar esfuerzos para que un mayor número de hogares pueda gozar de los beneficios de este hidrocarburo.

En la industria del gas hay una premisa: todo está por hacer. Si bien en el 2010 un 0.4% de peruanos tenía gas y en el 2018 este índice subió a 8%, todavía es posible multiplicar estos buenos resultados, pues hay mercado y necesidades por satisfacer.  La intención es llegar al 22% en el 2025.

De acuerdo con los entendidos, el país tiene que enfocarse en llevar el gas al mayor número de hogares, para ello es imprescindible impulsar la infraestructura y extender los beneficios del recurso.

Igualmente, no se debe perder de vista la competitividad de la industria, el cuidado del medioambiente y el bienestar de la .

“Estos índices positivos son el resultado de la política de masificación del uso del del Estado peruano, a fin de mejorar la calidad de vida de la población, permitiendo el acceso a una fuente de energía abundante, limpia y más económica”, resalta el reciente Informe del Sector en el Perú, desarrollado por y su filial, .

Los puntos más álgidos son la necesidad de mayor exploración y la actual dependencia de .

Hoy en día, el gas que se consume proviene de , es un 56% de lo producido. El resto, 44%, se exporta.

“En cuanto a los usuarios, mientras que en el 2010 había 35,000 consumidores, hoy suman más de 847,000”, afirma el presidente de , Eric Flesch.

La masificación va por buen camino; pero se puede hacer más, asegura.

El ejecutivo agrega que en Lima y Callao la masificación es fomentada por el Fondo de Inclusión Social Energético (); llevar este fondo a otras zonas para ayudar a la población con menos recursos resulta importante.

“El Perú tiene un amplio potencial para el desarrollo de la industria del que lleva calidad de vida y prosperidad a la ciudadanía. Confiamos en que se continuarán registrando importantes avances en la masificación de este recurso y el país se pueda consolidar como un líder en la región”, manifiesta Flesch.

El ejecutivo precisó que es primordial consolidar el plan nacional de masificación, por medio de medidas específicas hacia el 2040: flexibilizar la regulación para inversiones, eliminar regulaciones excesivas, normas técnicas ajenas a los hogares peruanos y estudiar los plazos de conexiones de acuerdo a los estándares de otros países similares.

En cuanto al vehicular, se observa un estancamiento: falta más control en cuanto al gas licuado de petróleo () y se necesita una normatividad para la carga pesada.

“Hay que evitar la penetración del y no perder lo avanzado”, refiere.

Pese a los buenos resultados alcanzados hasta el momento por el , el viceministro de , , sostuvo que el programa está siendo revisado, a fin de que puedan atender las necesidades de más regiones.

Desde ese punto de vista, destacó el uso del gas en Ica, aunque resaltó la necesidad que Cusco, de donde se saca el hidrocarburo, también lo utilice, así como toda la región sur. “Estamos trabajando en la integración del transporte privilegiando la seguridad energética del país”, sostiene.

En paralelo se trabaja en la exploración. Asimismo, Guevara se refirió a la necesidad de mayor presencia del Estado. “Los conflictos ambientales son consecuencia de ello”.

Al respecto, sostuvo que el Gobierno trabaja en todos los sectores para cerrar las brechas sociales en salud, educación, electricidad, agua.

Agregó que, para recuperar la confianza de la población, se deben distribuir adecuadamente los recursos del canon.

El presidente del Comité Sectorial de de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Guillermo Ferreyros, comentó que el del sur se debe desarrollar también para la exploración; pues hay un mercado asegurado.

Todo el país financia el ducto mediante las tarifas, pero el beneficio lo tiene Lima. “Esto se debe trasladar a las regiones con tarifas competitivas”, sostuvo.

Sobre el particular, el viceministro Guevara refirió que no hay propuestas para revisarlas.

Fuente: El Peruano

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.