radiación ultravioleta

  • Especialistas del Senamhi recomiendan tomar medidas preventivas, sobre todo entre febrero y primeras semanas de marzo.

El Ministerio del Ambiente (Minam), a través del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), monitorea constantemente la dinámica atmosférica del país durante los 365 días ante las eventuales alteraciones extremas de los factores que influyen en el incremento de la radiación ultravioleta en nuestro territorio.

Para esta tarea se cuenta con una red de estaciones radiométricas a nivel nacional; además, cuenta con el Observatorio de Vigilancia Atmosférica Marcapomacocha (OVA Marcapomacocha) en la región Junín, donde se ha instalado un potente espectrofotómetro que mide la cantidad de ozono que hay en el territorio peruano y sus variaciones.

“Esta red nacional mide minuto a minuto la radiación ultravioleta. Toda esa información del país llega a los servidores del Senamhi e inmediatamente se procesa para emitir el reporte a las autoridades competentes y a los medios de comunicación”, informó Orlando Ccora, experto de la citada entidad sectorial.

Alta radiación ultravioleta

Según informó el especialista, se han registrado variaciones climáticas y atmosféricas que permiten pronosticar altos valores de radiación ultravioleta durante el mes de febrero y la primera semana de marzo de este año, debido a la poca concentración de ozono en la atmósfera, entre otros factores.

Ver también:  Roque Benavides: Perú es el país con más proyectos de cobre en el mundo, metal base contra el cambio climático (Exclusivo)

Agregó que, en algunas regiones del interior del país, así como en distritos de Lima y Callao se podrían registrar niveles extremadamente altos “cuyos valores serán superiores a los límites de la escala internacional”, advirtió.

“El gas ozono forma la segunda capa que cubre la atmósfera y nos protege de la radiación ultravioleta. Mientras esté bien concentrado (densidad) la radiación será menor. Pero si está enrarecido, entonces dejará pasar más radiación solar”, afirmó. A esto se suman otros factores como las condiciones meteorológicas.

Cabe indicar, que en un cielo nublado habrá menos radiación (siempre y cuando la nubosidad sea baja o media) y ocurrirá lo contrario en un cielo despejado, como en la primavera y el verano.

Vientos

De acuerdo con el monitoreo del flujo de vientos que trasladan ozono hacia nuestro país, se ha detectado, entre diciembre de 2023 y enero de este año, la presencia de vientos anómalos que vienen del este hacia el oeste. “Esto no es normal para esta temporada. Siempre hemos tenido vientos del norte que traen ozono para el Perú”, sostuvo.

Ver también:  Anthony Laub: Perú corre el riesgo de tener electricidad tan cara como la chilena

Añadió que las corrientes actuales de aire se llevan el poco ozono que tenemos en nuestro territorio y eso hace que disminuya la concentración de ozono, lo que, a su vez, permite una mayor incidencia de radiación ultravioleta.

Asimismo, indicó que otros factores son: nuestra cercanía al Ecuador, donde hay más radiación; la altitud sobre el nivel del mar por la presencia de la cordillera de los Andes (millones de peruanos viven por encima de los 2000 m.s.n.m.).

Sobre el impacto del fenómeno El Niño costero, señaló que este ocasiona una mayor cantidad de vapor de agua en la atmósfera, dado de que el mar se encuentra cálido con temperaturas por encima de sus valores normales. “Esto la hace más proclive a evaporarse y, al ser trasladados por la acción de los vientos hacia la costa, hace que la sensación térmica se incremente”, refirió.

Ver también:  Minam implementa proyectos de inversión por más de S/ 169 millones para conservación de bosques

Sensación térmica

En cuanto a la sensación térmica que siente la población, explicó que esta es una percepción de cada organismo humano, en base a su radar biológico; generalmente es más alta que la medición de la temperatura con los termómetros en grados Celsius. “Esta sensación varía en cada región distrito o localidad, debido a las condiciones meteorológicas de cada ámbito geográfico, que cambian de un momento a otro”, acotó.

Prevención

El experto recomendó implementar medidas preventivas en los distritos y en cada hogar: no contaminar y evitar el uso de sustancias que agotan la capa de ozono.

Es importante evitar la sobre exposición innecesaria a los rayos solares y usar medidas de protección físicas o bloqueadores solares; colocarse bajo la sombra sobre todo entre las 9:00 a.m. y 4:00 p.m. De esta forma podrán evitarse daños a la salud como enrojecimiento de la piel, enfermedades oculares e incluso el cáncer de piel, si la exposición a la radiación es prolongada y frecuente en el tiempo.