Protocolo Verde

El () y el sector financiero suscribieron los compromisos del “”, el cual busca impulsar el desarrollo de proyectos que prioricen el componente ambiental en sus operaciones, en el marco de la reactivación económica del país.

Este acuerdo voluntario entre el y los gremios de las instituciones financieras intermediarias (IFI), tiene como finalidad crear un espacio colaborativo entre los sectores público y privado para promover la incorporación de criterios de sostenibilidad en los proyectos e inversiones que financia el sistema bancario peruano.

El “” fue firmado por la ministra del Ambiente, Kirla Echegaray; y los respectivos presidentes de la Asociación de Bancos del (), Martín Naranjo; y de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del (), Jorge Delgado; además del gerente de Promoción y Desarrollo de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (), Francisco Salinas.

En una ceremonia virtual realizada en la víspera, la titular del expresó su confianza de que las instituciones bancarias contribuyan en lograr que las organizaciones -que acceden a préstamos y productos financieros- apliquen enfoques de sostenibilidad y cuidado de los recursos naturales. “Eso modelará la calidad del crecimiento económico social y ambiental del país”, acotó.

Lee también:  Acuerdo de Escazú: Perú no ratificaría documento al no lograr consenso en el Congreso

Asimismo, dijo que la economía peruana tiene el gran reto de recuperarse ante la emergencia sanitaria originada por la COVID-19; sin embargo -dijo-, el actual contexto también genera oportunidades para cambiar nuestra relación con el ambiente y cuidar los recursos naturales, más todavía en un país megadiverso como el .

Por su parte, el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Gabriel Quijandría, señaló que la incorporación del sector financiero como facilitador de la implementación de proyectos con componentes ambientales es un paso fundamental para asegurar la transición hacia una economía verde.

“Un sector financiero que no incorpore la mirada ambiental en sus operaciones, puede verse afectado en el largo plazo por alterar los recursos y los ámbitos de acción de los actores a quienes ha financiado”, indicó.

Finanzas ecoamigables

En otro momento de la ceremonia, el presidente del Comité Estratégico de Gestión Integral de Riesgos de , Luis Cachay, destacó que la firma del “” es una “reafirmación del compromiso ético de las instituciones financieras” comprendiendo que la sostenibilidad del rubro depende del equilibrio ambiental en la sociedad.

Lee también:  Rio Tinto y Lafarge Canada desarrollan proyecto de economía circular con residuos mineros

Por su parte, el gerente general de , Jorge Arias, indicó que las veinte instituciones (entre cajas rurales y cajas municipales) que forman parte de este gremio son conscientes de su rol social y de la importancia de cuidar el entorno natural, lo cual se ha hecho más evidente durante la pandemia.

En tanto, el gerente de Promoción y Desarrollo de , Francisco Salinas, sostuvo que los microempresarios peruanos demandan productos ecoamigables, por lo que su institución busca crear nuevos mecanismos financieros acordes a este segmento que quiere vivir en armonía y relacionarse en un entorno social y ambientalmente responsable.

Ejes estratégicos y elementos claves

La actual versión del “Protocolo Verde” incorpora tres ejes de acción estratégicos que permitirán a las entidades de la IFI aplicar criterios de sostenibilidad ambiental: la gestión de riesgos, que integra los riesgos socioambientales en la evaluación crediticia y de inversiones; el ‘enverdecimiento’ del portafolio y diseño de productos y servicios verdes; y la ecoeficiencia operativa en la gestión institucional, que permite aminorar el impacto negativo de las actividades operativas de la IFI sobre el ambiente.

Lee también:  Bonos verdes: Ventas globales superarían los US$ 2 billones el 2023

Asimismo, cuenta con elementos que fortalecen su sosteniblidad en el tiempo: gobernanza, que formaliza la instalación de un comité ejecutivo, una secretaría técnica y un comité técnico; y un Plan Director que contiene las actividades que pretenden lograrse de manera conjunta en los dos periodos de vigencia del convenio.

El dato:

– La suscripción del Protocolo Verde ha sido impulsada por la Dirección General de Economía y Financiamiento Ambiental (DGEFA) del MINAM.

– El primer “Protocolo Verde” se firmó en mayo del 2015 entre el Minam y (su vigencia fue de dos años). La actual versión tiene un perfil más ambicioso y cuenta con criterios establecidos para incorporar proyectos con enfoque ambiental en su cartera de inversiones.

– La elaboración del “Protocolo Verde” se concretó en colaboración con la Cooperación Alemana al Desarrollo implementada por la GIZ.

– El Minam, como ente rector, impulsa la inclusión del “Protocolo Verde” en el marco del Plan Nacional de Competitividad y Productividad (Decreto supremo N° 237-2019-EF).