Ministro afirma que el ducto es la mejor alternativa para llevar al sur y propone formar una comisión técnica de seguimiento para este proyecto

ProActivo

El ministro de Energía y Minas, Mezzano, señaló que el natural es un anhelo del sur del país y para el Gobierno es una obligación llevarlo de manera eficiente en el más breve plazo, por ello se están impulsando proyectos como el Sistema integrado de Transporte de – Zona Sur del Perú y Siete Regiones, entre otros, que permitan la del uso de ese combustible.

“El es un anhelo y un derecho de los cusqueños, ya que en esta región se encuentran los recursos de , y como Gobierno tenemos la decisión política y también el sustento técnico de avanzar y concretar proyectos importantes como el SIT ”, sostuvo desde .

El titular del Ministerio de Energía y Minas () sostiene que el Gobierno está trabajando para llevar el gas al sur del Perú y que el mejor mecanismo para hacerlo es construir el ducto, que hoy hemos llamado y que mantendrá el trazo del proyecto original ( del sur).

El ministro Ísmodes participó en el conversatorio: “Estado Situacional de la del Gas Natural de en el Departamento de ”, organizado por el Gobierno Regional, al que también asistieron el director general de Hidrocarburos del , Francisco Torres, y el gobernador regional del , Jean Paul Benavente.

“El será desarrollado en dos tramos: el primero sería un ducto hasta Anta, en , y el segundo, que lo llevaría hasta Ilo, en Moquegua. La idea de hacerlo en dos tramos es avanzar con mayor rapidez para llevar el gas al ”, explicó Ísmodes.

Agregó que “hay plena coincidencia entre las expectativas y los intereses de Cusco con el trabajo que desarrolla el Gobierno para que el Cusco tenga gas y priorizar el hasta Anta”, comentó.

En otro momento, Ísmodes Mezzano informó que el Perú ha firmado con Bolivia tres convenios interinstitucionales de cooperación que contribuirán a consolidar la cooperación e integración energética en beneficio de las poblaciones fronterizas y que son complementarios al desarrollo del .

El primer convenio consiste en la construcción y operación de redes domiciliarias que permitirá llevar gas natural a miles de hogares del distrito de Desaguadero, y otras zonas de frontera. “Esta sinergia sí se puede hacer con Bolivia para favorecer a nuestros compatriotas de bajos recursos y eso no tiene porqué afectar a ningún otro peruano”, detalló.

El segundo convenio establece el desarrollo de un proyecto de comercialización de gas licuado de petróleo (GLP) para potenciar el abastecimiento a favor de las poblaciones del sur, brindándoles precios más competitivos. “Buscamos generar un convenio entre una empresa peruana y una boliviana para traer el GLP de Bolivia con precios económicos, pero que durante el proceso de envasado y distribución no se encarezca, como ocurre hoy”, precisó.

El ministro detalló que el tercer convenio permitirá a Bolivia transportar su gas a través del SIT Gas. “Lo que hará Bolivia es conectar el ducto que construyan con nuestro . El SIT Gas va a poder transportar un mayor volumen de gas y con ello se fortalece su construcción”.

Con esta iniciativa, añadió, se pueden lograr precios competitivos del gas de en beneficio, sobre todo de las poblaciones del sur.

Agregó que se debe construir confianza y propuso la formación de una Comisión Técnica integrada por representantes de Cusco para que de manera periódica reciban información detallada sobre el avance del proyecto SIT Gas. “Queremos mostrar que hay seriedad en la propuesta”, sostuvo.

Por su parte, el titular de la Dirección General de Hidrocarburos del , Francisco Torres, remarcó que el Gobierno trabaja para que el otorgamiento de la buena pro del SIT Gas se realice en el segundo trimestre del 2021, y la puesta en operación comercial del tramo que va de Malvinas a Anta, en el cuarto trimestre del 2022. Asimismo, el tramo a Ilo, sería en el cuarto trimestre del 2023.

Durante el conversatorio en Cusco también participaron el congresista Edgar Ochoa, representantes del Colegio de Ingenieros del Cusco, la Asamblea Popular, el Instituto del gas de Cusco, y autoridades políticas.