(Foto: Andina)

(Foto: Andina)

El Ministerio de Energía y Minas explicó en Arequipa, el nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero Tía María aprobado por el sector luego del levantamiento de las observaciones realizadas por UNOPS, en agosto de 2014.

Guillermo Shinno, viceministro de Minas, estuvo el último viernes ante más de 500 personas en el Centro de Convenciones Cerro Juli, para explicar por cerca de cuatro horas el contenido del EIA del proyecto de cobre Tía María, con la finalidad de resolver cualquier tipo de duda u observación.

Shinno Huamaní, funcionario, que lideró un equipo multidisciplinario de expertos, respondió diversas observaciones al EIA del proyecto minero.

Ver también:  MINEM fortalece sus capacidades en el procesamiento de imágenes y fotogrametría de drones en Pasivos Ambientales Mineros

Fue una jornada muy positiva. Este es el inicio de una serie de reuniones con el objetivo de explicar el contenido del EIA del proyecto Tía María y reducir las preocupaciones de los pobladores, señalando que este proyecto minero no contamina el medio ambiente y que utilizará agua de mar para sus operaciones”, sostuvo.

En efecto, los técnicos del sector subrayaron que el proyecto Tía María no utilizará agua dulce, sino agua de mar desalinizada en su etapa de explotación, con lo que se descarta cualquier cuestionamiento al EIA sobre el uso de este recurso hídrico.

Precisaron que durante la etapa de explotación, la minera utilizará agua del mar procesada en una planta desalinizadora, la misma que una vez utilizada por la minera devolverá la salmuera al mar por una tubería a 850 metros mar adentro y 30 metros de profundidad.

Ver también:  Ejecutivo ha tomado acciones inmediatas para atender a los damnificados de Villa María del Triunfo

Y para que no queden dudas sobre el uso del agua dulce por parte de la empresa, el equipo multidisciplinario de expertos enfatizaron que no existen conexiones directas (aguas subterráneas) entre el proyecto Tía María con el agua que consume el valle proveniente del río Tambo.

En cuanto al riesgo por contaminación de aire, por polvo producido por la minera y que eventualmente podría perjudicar la agricultura de la zona, se precisó que esto también ya ha sido contemplado y se implementará un “plan de voladuras” que maximice su eficiencia minimizando la carga explosiva.

Las voladuras las harán solo en los turnos de día, considerando que la dirección predominante del viento es en dirección contraria al valle”, indicaron.

Ver también:  Ministro Rómulo Mucho solicitó delegación de facultades para atender iniciativas urgentes para el sector energético

También se remarcó que existen entidades como el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), que está adscrita al MINAM, que supervisará el cumplimiento de las normas ambientales de este proyecto.

Esta importante actividad congregó a representantes de las distintas localidades de la provincia de Islay, quienes expusieron sus dudas a la mesa de técnicos del Minem.