Minera Bateas siembra árboles en su unidad minera

Bajo el lema “Siembra un árbol, siembra una vida”, Minera Bateas realizó una campaña de forestación en Caylloma, Arequipa, apoyados por los trabajadores de la empresa.

Los colaboradores fueron responsables de plantar alrededor de 300 árboles de Queñual y Colle, alentados por la iniciativa del equipo de Medio Ambiente, que implica, además de sembrar, adoptar cada uno de los árboles nativos.

Equipados con tierra orgánica, abono y sustrato, además de las herramientas para realizar el sembrado, cada colaborador le asignó un nombre a su arbolito, que deberá cuidar para asegurar su crecimiento.

Entre los participantes se encuentran los equipos de Mantenimiento, Planta, Exploraciones, Geología, SSOMA, TIC, DHO, Planeamiento, Mina, Proyectos, así como los socios estratégicos de las empresas Panaservis, Rockdrill, Mceisa, Cerper, DCR e Inversiones Merma.

Ver también:  Minera Bateas presentó su caso de éxito Flotación Flash en el CONAMIN 2024

“El equipo Planta ha sembrado Queñual y Colle. En Bateas estamos comprometidos con el cuidado del medio ambiente y nuestras acciones y procesos van en esa dirección”, afirmó Marco Flores, gerente de Planta de Minera Bateas.

El 5 de junio, en el Día Mundial del Medio Ambiente, se premiará al colaborador cuyo árbol sea el más frondoso y grande; así como al área o empresa que tenga el mayor número de trabajadores participantes y logren que sus arbolitos crezcan.

“Esta acción se realiza en línea con el compromiso que tiene Bateas con el medio ambiente y con el objetivo de generar conciencia ambiental en los trabajadores, quienes se convierten en actores de cambio en beneficio del planeta”, afirmó Lila Vela, jefa de Medio Ambiente de Minera Bateas.

Ver también:  Becarias de Minera Bateas culminan con éxito su formación en CETEMIN

La forestación es una de las acciones más efectivas para combatir el cambio climático. Las especies de árboles elegidas son plantas nativas, que han sido claves para proteger las cabeceras de cuencas además de ser el hábitat que necesita la biodiversidad de los bosques y humedales andinos.