poderosa_cerro-verde_buenaventura_camara-canada-peru

ProActivo | En , las emblemáticas empresas mineras  y , reanudaron sus operaciones productivas con grandes esfuerzos, apoyados en sus proveedores. Los mayores desafíos que tuvieron fueron contar con equipos de bioseguridad, así como con las pruebas de detección del COVID-19. Además, aseguran que nuevas oportunidades se abren para las empresas proveedoras.

: Temporada 2, el panorama es desalentador

Sociedad Minera , de la estadounidense Freeport- McMoRan, es una de las productoras de cobre más importantes del mundo. Con una mina, ubicada en la región sureña de representa el 2% del PBI nacional y el 28% del PBI regional. Debido a su dimensión, en la coyuntura sin precedentes ocasionada por la pandemia, los procesos de cambio a los que aún están sujetos, son disruptivos. Un ejemplo, en el afán de reinventarse es la contratación para catering de los servicios del restaurante “Chicha” del afamado chef peruano, Gastón Acurio.

Durante su intervención, James Spitzer, Global Supply Chain manager de Sociedad Minera Cerro Verde (SMCV), señaló que, si bien el tiempo de vida de la mina es hasta el 2053, debido a las tremendas dificultades ocasionadas por la pandemia no podrán cumplir con su forecast debido a que todas las proyecciones han sido reprogramadas.

Dada la coyuntura actual, no vamos a operar al 100 por ciento, probablemente por el próximo año y medio”, dijo Spitzer, ejecutivo de Cerro Verde, una de las minas que mueve la aguja del PBI de , durante su presentación en el webinar “Planes de Compras y Adquisiciones en Empresas Mineras, Post Covid-19”, organizado por la Cámara de Comercio Canadá – .

Precisó además que la demanda de suministros, “ha caído bastante”, lo cual no mejorará de inmediato; y que la situación “afecta a la vena” de los socios estratégicos que tienen.

Luego de la aprobación del Decreto Supremo N° 020-2020-SA, del 04 de junio, que prorroga la Emergencia Sanitaria hasta el 07 de septiembre, Spitzer alertó que el país “aún no ha tocado fondo” y que los meses de junio y julio serán difíciles para todos.

Pasado ese periodo, señaló que recién podrá darse una reactivación en la inyección de compra, para avanzar en la producción minera.

Aunque la mina Cerro Verde tiene una capacidad de procesamiento de más de 410,000 toneladas métricas por día, afirmó que dada la coyuntura actual, no podrán operar al 100 por ciento, “probablemente por el próximo año y medio”.

El gestor global de la cadena de suministros de Cerro Verde, lamentó trasmitir ese mensaje desalentador pero que según dijo “permite tocar suelo”, y así poder tomar medidas para subsistir. “No estamos generando dinero, probablemente pérdidas. Buscamos eficiencias para que el impacto sea el menor para nuestra sociedad”, acotó.

Cabe señalar que en el año 2019 la inversión en la cadena de suministros de Cerro Verde sumó los S/ 6,500, millones. En importaciones fueron S/ 530 millones de soles; en la región , unos S/ 1,220 millones; y en el mercado nacional S/ 4,700 millones de soles. La cifra mensual fue de S/ 535 millones.

La mina, que contaba con alrededor de 5 mil trabajadores de la empresa y 5 mil provenientes de contratistas, no operaba con campamento, situación que ha tenido que ser cambiada debido a las obligaciones normativas por la pandemia, con la consecuente nueva infraestructura y logística. “Ya tenemos campamento para albergar a 2,500 personas. En abril hemos creado el hotel Cerro Verde”, dijo.

Pormenorizó que abril fue un mes pico en gastos de servicios, y que en mayo pudo verse la baja. A futuro consideró que si mejora la situación sanitaria nacional, en septiembre podrían empezar a reactivar los contratistas.

Informó que los proyectos y compras de capital fueron aplazados o cancelados, las proyecciones de mantenimiento fueron reevaluadas, los planes de compra fueron reestructurados, los niveles de inventario reducidos y la utilización del recurso interno fue maximizado.

“Tuvimos que reinventarnos para pasar por esta coyuntura y darnos la mano el uno al otro (…) El restaurant más prestigioso, ‘Chicha’, es ahora la empresa más eficiente de catering que tiene Cerro Verde”, resaltó.

Asimismo, anotó que la reactivación se está dando de buena manera e invocó a las empresas contratistas a sincerar márgenes y optar por relaciones cada día más transparentes, “en una relación ganar-ganar (ganando menos)”.

: Desde la escasez de materiales hasta la nueva planificación de minado, un hub en salud

Compañía de Minas es una empresa peruana, productora de metales preciosos que opera en ocho regiones de Perú, con distintas realidades. Su logística abastece a 7 Unidades Mineras, a 3 proyectos de exploración, una planta industrial y una central hidroeléctrica.

gerente corporativo de logística de Compañía de Minas Buenaventura, señaló que a través sinergias con otras unidades mineras lograron compras en volumen para resolver la escasez de nuevos materiales, como los servicios de bioseguridad, y las pruebas para detectar al virus. Igualmente, para contar con los materiales y servicios para las actividades críticas. El cemento y la cal, estuvieron en ese grupo.

Cuando el tema sanitario demandó fuertes inversiones y abastecimiento oportuno de manera urgente, en Buenaventura decidieron unirse con otras dos empresas para hacer una especie de hub en salud, y que esa inversión tenga sentido porque no se sabe cuánto tiempo durará la crisis sanitaria.

Asimismo, reveló que las operaciones mineras fueron adecuadas a una nueva planificación tnto para el minado, como para la adquisición de materiales y servicios. Con ese fin establecieron una coordinación directa desde logística al área de planeamiento mina; y con contratos de largo plazo para materiales críticos.

Domínguez, reconoció que también tuvieron que postergar licitaciones o ampliar plazos a proveedores clave e impulsar el uso de suministros alternativos. Uno de los desafíos que afrontaron en la inesperada situación, fue el incremento de los costos y los tiempos de entrega, debido a la implementación del protocolo COVID-19.

El gerente corporativo de logística de Compañía de Minas Buenaventura recomendó que en estas circunstancias los proveedores y las empresas mineras estrechen vínculos. “Tiene que haber flujo de información de ambos lados, para que el proveedor conozca el negocio ante las necesidades y costos que enfrentamos”, señaló.

: La pandemia los encontró abastecidos

Compañía Minera es una productora peruana de oro con operaciones en la región norteña de , en el batolito de .

, subgerente de Logística & Costos de Compañía Minera Poderosa, señaló que debido a la ocurrencia del fenómeno de El Niño, ya tenían previsto políticas de abastecimiento en un “match con la producción diaria, y que nuestros insumos críticos, deben tener un stock mínimo de 45 días. Podíamos producir normal durante ese periodo, hasta que encontremos un abastecimiento regular de estos insumos”.

El 85% de las compras de Poderosa las llevan desde Lima. Son 550 kilómetros hasta Trujillo y de allí 360 kilómetros hasta las operaciones. Con rutas complicadas, pese a las mejoras en la vía terrestre no pueden transitar camiones de gran longitud. “Hacemos el transporte de materiales desde Lima con semi trailers de 33 toneladas y consolidamos con el operador logístico de Trujillo con camiones de 18 toneladas hasta las operaciones. Por carretera, desde Lima hasta las operaciones, son 19 horas”, señaló.

La Puente explicó que ante la pandemia que afectó globalmente a la industria y a las personas, se reunieron con sus socios estratégicos, en una suerte de clasificación de socios de tipo A y B, estableciendo una relación más estrecha.

Dijo además que, como la mayoría de las empresas, abrieron el mercado para tratar con todo aquel proveedor interesado en trabajar con ellos. Uno de los requerimientos era contar con sistemas de gestión, seguridad de sus procesos, y transportes seguros y responsables.

Otro avance que tuvieron, fue la automatización de plataformas digitales. “Antes de la pandemia habíamos pensado en el teletrabajo lo que nos permitió afrontar sin problema hacer el trabajo remoto desde las casas.

En Poderosa los principales retos fueron las restricciones de acceso, por las comunidades. “Hemos afrontado 38 controles desde Trujillo hasta las operaciones con personas diferentes. El rol de relaciones comunitarias ha sido muy importante y ya lo veníamos trabajando desde que supimos de la existencia de la pandemia, en enero”.

“Actualmente los costos por personal se han incrementado, por los equipos de seguridad sanitaria”, informó.

“Este es el momento para convertirse en proveedores de las empresas mineras”, acotó.

Finalmente pidió a los proveedores, adaptabilidad, trabajo en conjunto, cumplimiento de protocolos establecidos y ser muy íntegros para llegar a soluciones que favorezcan a ambas partes.